Gestión y marketing

¿Cómo puede empezar una empresa su andadura en Facebook?

Lunes 05 de septiembre de 2011

Las redes sociales son cada día más un elemento integral de nuestra estrategia de negocio. Todavía pocas empresas tiene su perfil en Facebook y se debe aprovechar esa ventaja diferencial, pero hay que tener algunas cuestiones en cuenta antes de comenzar.



Por Joaquín Ventura García:

Muchos de los que estéis leyendo esto tenéis un perfil en Facebook. Esta red social se acerca a los 700 millones de usuarios en todo el mundo y se ha convertido en una forma habitual de mantenerse en contacto con amigos y personas con las que se comparten intereses personales o laborales.

Recientemente asistí a un curso sobre utilización profesional de Facebook, impartido por Pedro Novellón, del que me gustaría destacar algunas pinceladas.

En primer lugar, es mínimo el porcentaje de empresas que están presentes en Facebook con un perfil profesional. En España, por ejemplo, tan sólo el 7% de las compañías lo tiene. Así que la que tenga uno y lo sepa utilizar, contará con una importante ventaja competitiva para llegar a más clientes.

Otra cuestión importante es que si elaboras un perfil en Facebook para tu empresa ha de ser un perfil “profesional”. Si se detecta un perfil personal que es utilizado como un perfil de empresa, Facebook te lo puede borrar sin previo aviso y pierdes todo lo que tienes allí.

Una regla que sirve para Facebook igual que para cualquier página web: si se tiene, hay que trabajar con ella, actualizarla, ponerla “presentable”… Si un usuario llega al perfil de nuestra empresa y se encuentra con que la última noticia es, por ejemplo, de 2009 (esto no me lo estoy inventando, esto lo he visto yo…), lo más probable es que nunca más vuelva a entrar.

En Facebook es fundamental tener presente que lo que se hace es montar una comunidad de clientes o usuarios alrededor de nuestra marca. En esta red social se pueden vender productos, pero los usuarios no digieren bien en absoluto que se les bombardee con ofertas… Facebook es para hablar, compartir fotos, comentar, resolver dudas de los usuarios acerca de nuestros productos o servicios, pero no es un canal de venta. Por eso hay que estar atento a los comentarios de los seguidores del perfil de la empresa, responder sus preguntas y dudas e intentar resolver sus problemas. Y cuando alguien suba un comentario criticando un producto o un servicio nuestro, no se debe borrar, sino que se debe atender: aquí podemos poner en práctica la máxima de que quien más nos enseña, en muchas ocasiones, son los clientes descontentos.

Una vez que se tiene el perfil de Facebook se entra en un mundo de posibilidades infinitas, pero para saber cómo aprovechar todo eso lo mejor es formarse, que cursos hay muchos, ya que ser autodidactas suele hacer que aprendamos muy lento y, a veces, de forma incorrecta.

Y para concluir: antes de abrir https://www.facebook.com/ y ponernos manos a la obra, ¡cuidado! Hay que tener muy claro cuánto tiempo y dinero queremos invertir en nuestro perfil y, sobre todo, para conseguir qué objetivos. Si no, no pasaremos de jugar un poco con el ordenador…