La firma invitada

Punto de inflexión positivo en el consumo de cordero en España

Francisco Marcén.
Martes 30 de mayo de 2017

Tras una caída acumulada del consumo nacional de carne de cordero desde 2008 del 40 por ciento, 2016 ha registrado un crecimiento del 1,6. Un punto de inflexión que analiza Francisco Marcén, presidente de Interovic, en este artículo.



Por Francisco Marcén Bosque:

Francisco Marcén
Presidente de Interovic

En el último Congreso cárnico de AECOC, la consultora Nielsen publicó los datos de evolución del consumo de carne con la buena noticia para el sector del cordero de ser la única especie que había subido (un 1,6 %) en 2016, frente a la bajada de porcino y aves y la repetición del vacuno.

Los datos Nielsen está basados en más de un 60 % en datos de caja sobre ventas reales en supermercados e hipermercados, mientras que el 30 % restante lo obtiene de un panel de consumo propio.

Estos datos coinciden con los indicadores macroeconómicos de 2016 donde se produjo un incremento de sacrificios, un ligero incremento de los kilos de importación de carne fresca -sobre todo de lechales- y una repetición de exportaciones en cuanto a número de cabezas, aunque fueron más toneladas, pues los animales se exportaron con más peso.

Recientemente, el Mapama ha publicado nuevos datos que aseguran que el consumo en los hogares ha bajado más de un 3 %, lo que no coincide con los anteriores análisis. Una de las principales causas puede ser la escasa penetración de la carne de ovino/caprino en los hogares por lo que lo que los cambios de tendencia tardan más en registrarse.

Otras causas pueden deberse a que dichos análisis del Mapama no tienen en cuenta el consumo extradoméstico, que es muy importante en la carne de cordero, y que la propia metodología de encuesta no es tan certera como el análisis estadístico de las ventas reales sobre datos de caja.

En cualquier caso, suponiendo que ni unos ni otros tuviesen toda la razón ni el +1 % de Nielsen ni el -3 % en los hogares, el cambio de inflexión tras años de fuertes caídas (8% en 2014, que acumularon 40 % desde 2008), demuestra que las velas del barco llamado Interovic, en el que estamos todos, están en la buena dirección y aprovechan los vientos a favor de la mejora del consumo en España. Todo ello a pesar de ser la carne más cara en el lineal, pero considerada natural, sabrosa y sostenible.

TEMAS RELACIONADOS: