La firma invitada

Veterinarios y bienestar animal

Jesús García López.
Martes 13 de junio de 2017

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza creó a principios de 2017 una comisión sobre bienestar animal. Su presidente, Jesús García López, nos explica por qué es tan importante esa cuestión en este artículo de opinión publicado en el número 138 de la revista Suis.



Jesús García López
Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza
Profesor Asociado de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza

Artículo publicado en la revista Suis nº 138. Entra en nuestra tienda online y escoge la modalidad de suscripción a Suis que más te guste.

El respeto por el bienestar de los animales se ha convertido en una demanda social creciente, a la par que los ciudadanos reclaman mayor información sobre las condiciones de vida de nuestros animales; cada vez estamos más preocupados por su bienestar y protección.

Bienestar y protección animal, aunque son términos que se emplean de forma sinónima, presentan diferencias sustanciales. El bienestar se entiende ligado a la salud animal, al modo en que un animal afronta las condiciones de nuestro entorno. La naturaleza multidimensional del concepto de bienestar animal queda reflejada en la definición de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), según la cual “un animal se encuentra en un estado satisfactorio de bienestar cuando está sano, confortable y bien alimentado, puede expresar su comportamiento innato, y no sufre dolor, miedo o distrés” (OIE, 2008). Por el contrario, la protección abarca aspectos más amplios como la lucha frente al abandono y el maltrato animal. El binomio bienestar y protección animal debe ser inseparable.

El reconocimiento de los aspectos de bienestar en los animales ha originado una inquietud por desarrollar una actividad legisladora que proteja a los animales. Los colegios profesionales de veterinarios, las asociaciones ligadas a esta área, las universidades y las autoridades competentes deben actuar conjuntamente y de manera consensuada para elaborar normas en consonancia con las desarrolladas por la Comisión Europea y la OIE, para así poder garantizar que los animales tengan un adecuado nivel de bienestar y sus derechos estén permanentemente protegidos. En este sentido, la figura del veterinario como supervisor de la correcta aplicación de la normativa debe ser incuestionable.

La profesión veterinaria debe desempeñar una importante función a la hora de garantizar la sanidad y el bienestar de nuestros animales de compañía, de abasto, trabajo o renta, así como de la fauna silvestre en cautividad, y de los animales para experimentación y otros fines científicos. En palabras de Bernard Vallat, director general de la OIE, “los veterinarios no pueden ignorar el bienestar animal. Deben desempeñar un papel activo en esta área”.

Los veterinarios no solo debemos ocuparnos de las funciones que tradicionalmente tenemos encomendadas, sino también de educar y concienciar a los ciudadanos, propietarios y ganaderos en todo lo referente a las buenas prácticas en el cuidado de los animales y en su tenencia responsable. Para ello, la formación en materia de bienestar y protección animal en las facultades de Veterinaria de toda Europa debe constituir una materia básica de estudio desde los primeros años de la graduación.

TEMAS RELACIONADOS: