albeitar.portalveterinaria.com

Potabilización y medicación vía agua

 (Foto: Sxc.hu)
(Foto: Sxc.hu)

El agua se utiliza cada vez más como vector para la administración de tratamientos colectivos en las explotaciones ganaderas, por lo que automatizarlos es muy importante.

Cristina García de la Fuente[1] y Natalia Domínguez Gómez[2]
1 - Dtra. Técnica - cristina@aquagan.com
2 - Veterinaria - bioseguridad@aquagan.com
Aquagan Biocidas, S.L.

El agua cumple una serie de funciones muy importantes para el organismo (forma parte de los tejidos, es un medio de transporte para los nutrientes y los materiales de desecho, ayuda a mantener la temperatura corporal, lubrica las articulaciones, es componente de muchas reacciones químicas básicas) que la convierten en un alimento indispensable para el animal.

Es el primer constituyente para el organismo, ya que supone el 75-80% del músculo y el 50-55% del peso vivo de una cerda reproductora. Los cerdos beben entre 2,5 y 3 veces el consumo de pienso.

Es muy importante que el agua de bebida de los animales sea potable y de calidad y cantidad suficientes para que el rendimiento de la explotación sea óptimo.

El agua que llega a las explotaciones puede ser potable en origen pero no serlo cuando llega al punto de bebida del animal. En el medio cálido y húmedo de la explotación se produce una fuerte contaminación bacteriana de los depósitos, las conducciones (biofilm) y los bebederos.

Formación de biofilm
La formación del biofilm se ve favorecida por:
  • Medicaciones con un elevado nivel de azúcares.
  • Deficiente aplicación de métodos de higienización.
  • Desequilibrio de la flora al añadir tratamientos antibióticos.
  • Materia orgánica en suspensión, sólidos disueltos, alcalinidad, etc.

Potabilización

Las técnicas más utilizadas son:

Sistemas de filtración

Entre las balsas y los depósitos intermedios podemos poner filtros para asegurarnos de que no entra materia orgánica, de esta forma los desinfectantes actúan con mayor eficacia. Hay diferentes tipos de filtros de sedimentos:

Filtros de cartucho

Bujías y cartuchos para filtración de 1-80 micras. Materiales como polipropileno, bobina de nailon, poliéster, anillas o inoxidable son los más comunes en contenedores multicartuchos y con autolimpieza programable.

Filtros de lecho mixto/válvulas autolimpiables

Combinación de sílex, hidroantracita, arena, cristales cerámicos, etc. para retener sólidos en suspensión con carga de materia orgánica. Lavado mediante válvulas automáticas programables por tiempo, volumen o diferencia de presión.

Filtros especiales

  • Descalcificación: filtros de resinas específicas que secuestran calcio y magnesio.
  • Desnitrificación: filtros de resinas específicas que secuestran nitratos.
  • Decloración: filtros de carbón.
  • Ultrafiltración: filtros de sílice que filtran virus y bacterias ( 0,1 micras a 2-5 bares de presión).

Ósmosis inversa

Filtración a alta presión con membranas. Se eliminan sales, sulfatos, cloruros, etc.

Bombas dosificadoras

Pueden ser de caudal constante o variable. Se dice que tenemos un caudal de agua constante cuando siempre entra la misma cantidad de agua al depósito. En este caso se instala un dosificador eléctrico que se conecta en paralelo a la señal de la bomba. Para controlar la cantidad de agua que nos entra en el depósito se coloca un contador con emisor de impulsos junto a un equipo dosificador que inyecta el producto en proporción al consumo de agua.

Desinfección de agua en ganadería

Los productos que se usan más frecuentemente para la desinfección del agua en ganadería son el hipoclorito sódico (NaClO), el peróxido de hidrógeno (H2O2), el dióxido de cloro ClO2 (solución 0,75%, o generación in situ) y las pastillas de hipoclorito cálcico. Además, existen otros productos utilizados como aditivos “higienizantes” que son las mezclas de ácidos orgánicos e inorgánicos y aceites esenciales.

Hipoclorito sódico

Buena eficacia para la desinfección de sistemas de conducción de aguas con un pH<6,5 y en una concentración de 50 g/litro. Presenta algo de toxicidad, ya que forma compuestos organoclorados en presencia de materia orgánica. La reacción química que se produce al entrar en contacto con el agua es la siguiente: el hipoclorito sódico (NaClO) con el agua (H2O) pasa a dar ácido hipocloroso (HClO) e hidróxido sódico (NaOH). El ácido hipocloroso es alrededor de 80 veces más efectivo que el ion hipoclorito (CLO-). Estas dos formas de cloro se encuentran en equilibrio en función del pH.

Así, en aguas con pH entre 7-7,5 el hipoclorito sódico actúa entre el 75%-50%, por lo que es recomendable bajar el pH o cambiar el desinfectante (ver tabla).

Dióxido de cloro

El dióxido de cloro es un biocida oxidante en estado gaseoso que se reduce a ion clorito (alrededor del 50%) cuando entra en contacto con el agua. El dióxido de cloro se puede mantener almacenado en solución acuosa en concentraciones no mayores al 1%, en este formato es estable un mes y no ofrece peligro en su manipulación, pero su eficacia es decreciente, o bien generarlo in situ mediante la mezcla de ácido clorhídrico y clorito sódico, para lo que es preciso equipos especiales para mantener así todas sus propiedades oxidantes sin peligro para el manipulador ni para las instalaciones.

Peróxido de hidrógeno

Es un biocida oxidante muy eficaz y de rápida acción contra todo tipo de microorganismos, entre los que se incluyen bacterias, hongos, levaduras, virus, esporas y algas.

Se utiliza por sus múltiples ventajas y coste asequible teniendo en cuenta que se usa a dosis bajas. Se produce mediante una óxido-reducción. En el mercado se encuentran múltiples productos basados en diferentes concentraciones, al 30%, al 50% y también en combinación con ácidos, (peroxiacético y ácido acético). Es un producto eficaz al 100%, independientemente del pH del agua.

Hipoclorito cálcico

Es un biocida oxidante en solución estabilizada y sólida, de disolución “rápida”. Su dosificación es muy inexacta, ya que los dosificadores de estas pastillas son especiales (formación de gas) y poco fiables, por lo que normalmente las pastillas se añaden al agua de los depósitos intermedios donde está entrando agua constantemente y es casi imposible calcular la dosis correcta.

Las pastillas de tricloro-isocianúrico de “disolución lenta” de 3 a 5 efectos, no están permitidas para su uso continuado en el tratamiento de aguas de consumo animal.

Todos estos productos deben estar incluidos en la Orden SAS/1915/2009, sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada al consumo humano y animal, además de estar en la normativa de calidad correspondiente en cada caso.

Medicación

Los tratamientos colectivos utilizando el agua de bebida como vector, cada vez son más habituales en las granjas, ya que implican muchas ventajas. Si se dispone de un contador de agua que nos permita conocer el consumo, podemos prever si un animal se va a poner enfermo. El consumo de agua puede disminuir hasta un 30%.

Los animales consumen más del doble de agua que de pienso, lo que proporciona una rapidez de acción a la que nunca se llegaría vía pienso. Sin olvidarnos que también es más inmediato preparar la medicación vía agua que vía pienso. Proporciona flexibilidad de tratamiento, más rapidez y favorece la disolución y la distribución homogénea de los medicamentos.

Como ya hemos explicado en el apartado anterior, es muy importante que el agua de partida cumpla la normativa tanto microbiológica como físico-química, y sea apta para el consumo animal.

La medicación en el agua de bebida necesita instalaciones específicas para poder realizar de una forma adecuada este tratamiento, se puede realizar con bombas hidráulicas o eléctricas.

Los equipos que se utilizan normalmente para medicar son los siguientes:

Medicadores hidráulicos

Intercalados en la tubería funcionan por la presión del agua. En general es recomendable que la presión sea de 0,5-1 bar para que estos funcionen perfectamente. No obstante, se debería hacer un estudio en cada explotación debido al desgaste y presión constante.

Dosificadores de medicamentos eléctricos

Se instala en explotaciones ganaderas donde no disponemos ni de presión suficiente de agua ni de luz a 220 V. Se colocan dosificadores a 12-24 V especiales que reciben los impulsos del contador de agua e inyectan el medicamento proporcionalmente al consumo en la tubería.

Agitadores motorizados

En ambos casos (220 V/12 V), para la homogeneización y agitación del medicamento se instala un depósito con un agitador motorizado con programador eléctrico temporizado. Sólo se prepara para adicionar el medicamento a la cantidad de agua que beben los animales en un día; con los ácidos ayudamos a la disolución y con la agitación temporizada se evita que el medicamento sedimente.

Mantenimiento

Es muy importante realizar la limpieza de estos equipos al terminar la medicación llenando medio depósito de medicación con agua y un producto higienizante ácido diluido (500 ml por 100 l de agua del 1%-5%) y dejarlo funcionando durante unas horas.

Es importante mantener un stock de las piezas de repuesto más usuales para posibles averías cuando estamos medicando.

El agua constituye un alimento indispensable y un nutriente que entra en la composición de muchos alimentos así como un vehículo de nutrientes y de bioagresores.

Es necesario no olvidar cuán delicadas son las producciones animales modernas. Los animales, cada vez más seleccionados, son sometidos a ciclos productivos que hacen que el equilibrio sanitario sea cada vez más frágil.

Como podemos comprobar, estamos lejos de la antigua definición del agua pura: incolora, inodora e insípida. Por ello es importante que sepamos beneficiarnos de las tecnologías de las que se dispone en la actualidad para que su calidad sea la suficiente a nivel sanitario y de producción, teniendo en cuenta que para su consumo, tanto para los animales como para las personas, tiene que ser potable.

Potabilización y medicación vía agua
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Potabilización y medicación vía agua

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    2065 | Leandro Carlos - 18/02/2016 @ 20:32:43 (GMT+1)
    Buenas
    Para nada, puedes usar sin ninguna restricción
    att
    Leandro
    1880 | Rodolfo, robles Solis - 07/10/2014 @ 19:03:02 (GMT+1)
    Quisiera saber si existe reaccion cuando al mismo tiempo de incluir dioxido de cloro al agua se incluyen vitaminas u otros elementos coadyuvantes para el mejor desempeño del pollo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto