albeitar.portalveterinaria.com

El bloqueo de Rusia a las exportaciones cárnicas españolas

Miguel Huerta.
Miguel Huerta.

Miguel Huerta afirma que este problema con Rusia ha puesto de manifiesto nuevamente la dicotomía entre las administraciones volcadas en la agilización del comercio, por un lado y las autorida­des sanitarias, que ni creen ni comparten las inquietudes y preocupaciones del sector, por otro.

Miguel Huerta
Secretario de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) y Cose­cretario de la Confederación de Organizaciones empresariales del Sector Cárnico de España (Confecarne).

El bloqueo por parte de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán a las exportaciones cárni­cas españolas ha causado una gran preocupación, no ya en la industria cárnica sino en toda la cadena de valor del porcino.

No es preciso recordar que somos el primer sector industrial alimentario exportador, y que con sectores ganaderos tan desarrollados, como en el caso del sector porcino, líderes a nivel mundial, nuestra producción es claramente excedentaria, y por ello la exportación es tanto una necesidad como una oportunidad de desarrollo y generación de riqueza.

Sabemos que este bloqueo, que se suma a medidas similares que Rusia ya ha aplicado a otros de sus principales países suministradores, no tiene su base en la calidad y seguridad de nuestras instalaciones y productos, que son de primer orden, sino que responde a razo­nes proteccionistas de su ganadería e industrias, más expuestas a la competencia exterior desde que ese país se incorporó a la Organización Mundial de Comercio.

Pero la consecuencia es que puede alterar profundamente el mercado de la carne de porcino en España y afectar a muchas empresas que han venido dirigiendo sus exporta­ciones a ese destino, y que pueden verse avocadas a la pérdida de puestos de trabajo y de actividad económica de manera irreversible.

Necesitamos estructuras administrativas eficientes

Este problema con Rusia ha puesto de manifiesto, por enésima vez, la dicotomía entre administraciones volcadas en la agilización del comercio y otras, como son las autorida­des sanitarias, que ni creen ni comparten las inquietudes y preocupaciones del sector. Y sin embargo, por celos competenciales y necesidad de justificación, demandan enérgica­mente competencias que luego ni ejercen ni ejecutan.

Por ello tenemos que insistir una vez más en que nuestro país necesita un cambio urgente del modelo de gestión de la Administración para el comercio exterior.

Hay que reflexionar en profundidad sobre el drama que vive España por la dispersión de competencias entre sanidad y agricultura, que no tiene parangón en ningún país civilizado de nuestro entorno. Esto no puede mantenerse, y menos multiplicado por 17 comunidades autónomas. Es un caos, agravado por el anacronismo del modelo español de inspección de carnes que rompe pilares de la legislación de la Unión Europea como el enfoque in­tegral “de la granja a la mesa” y el principio de responsabilidad de los operadores de la cadena alimentaria.

Por ello, para impulsar el comercio exterior es prioritaria la unificación de competencias en un único departamento con el enfoque económico que demanda la exportación, que se implemente mayor agilidad y coordinación administrativa y que se desarrolle una decidida involucración de los servicios oficiales de las comunidades autónomas.

En los mercados exteriores no sólo competimos con empresas y operadores, sino también con administraciones y modelos de gestión unificados de otros países, con altos índices de eficiencia en el apoyo a sus empresas. Nos jugamos muchísimo en esos mercados, y no coyunturalmente, y cuanto antes modifiquemos nuestro modelo, evitemos duplicida­des, eliminemos estructuras duplicadas o innecesarias, mejor nos irá.

Artículo original publicado en Suis 98, junio 2013, pp. 3
Si deseas suscribirte a la revista, sigue este enlace

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • El bloqueo de Rusia a las exportaciones cárnicas españolas

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    1593 | Javier Piñán - 01/07/2013 @ 12:10:38 (GMT+1)
    Comparto la descripción de la realidad que presentan Miguel Huerta y Oscar.
    Las industrias que trabajan en exportación conocen ISO, BRC, IFS, KÖSHER, HALAL, GOSTH,...
    La inspección oficial, en general (hay excepciones), sólo entiende de lo suyo: APPCC.
    También es cierto que hay muchas empresas que desconocen que, la exportación, tiene una metodología que pasa por cumplir con los requisitos que exigen los clientes: GOST el colectivo ruso, KÖSHER el colectivo judio, HALAL el colectivo marroquí, argelino,...
    A todos nos falta un poco más de formación para entender que hay cosas que desconocemos. ANICE forma a las industrias que se acercan a ello pero... ¿con los funcionarios? ¿no iremos retrasados?
    Saludos afectuosos,
    P.D.: Las industrias españolas con Certificación Kösher, no han dejado de exportar a Rusia.
    1591 | oscar - 26/06/2013 @ 12:23:52 (GMT+1)
    Soy veterinario oficial y la propuesta de Miguel Huerta me parece más necesaria que nunca , en un sector que se moderniza más rápido que la administración pública que lo regula. Personalmente soy pesimista en que algo vaya a cambiar en el funcionariado de este sector.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.