albeitar.portalveterinaria.com

Tratamientos de agua y bienestar animal, dos conceptos muy ligados

 (Foto: Morguefile.com)
(Foto: Morguefile.com)

Una de las tareas más importantes en la práctica veterinaria diaria es saber tratar el agua. En consecuencia, elegir el tratamiento más correcto y adecuado, atendiendo a cada circunstancia particular y en función de la especie ganadera, es imprescindible.

Luis Ángel Hidalgo
Equipo Técnico de Cuhigen
Imágenes cedidas por el autor

En los últimos años, el agua ha pasado de ser esa gran desconocida que tenemos al lado y a la que no damos la más mínima importancia, a ser “la responsable de todos los males”. También es cierto que como casi siempre en ganadería y, con pequeñas excepciones, la implantación del tratamiento de aguas ha sido totalmente diferente en función de la especie.

Así, el sector pionero en la implantación de sistemas de tratamiento del agua ha sido el de la avicultura, seguido del porcino blanco y posteriormente del ibérico. Ya en estos últimos años se han empezado a implantar dichos sistemas en las explotaciones de rumiantes.

Un nutriente fundamental

Hace unos años en una granja de vacas de leche, analizamos el agua de la granja y se demostró que estaba altamente contaminada. No obstante el granjero se reafirmaba en que llevaba 20 años bebiendo de esa agua y estaba perfectamente. Este ejemplo es indicativo del grado de importancia que le damos al agua, si bien constituye el “primer alimento” de nuestros animales por la cantidad que ingieren. Muchas veces invertimos mucho tiempo y esfuerzo en análisis de micotoxinas, hongos, algas, etc. en las raciones y no tenemos en cuenta el ingrediente de mayor importancia por volumen: el agua.

No vamos a detallar lo que aparece en el Real Decreto 140/2003 sobre las características de calidad que tiene que cumplir el agua para poder ser ingerida por las personas, aunque por ahora no existe una reglamentación diferenciada para ganadería.

En este artículo vamos a tratar los diferentes sistemas de tratamiento que tenemos a nuestra disposición, para hacer que se cumplan los parámetros recogidos por la normativa.

Panel de control y dosificación de cloro y pH.

¿Cuál es el sistema de tratamiento ideal?

La gran pregunta en todas las explotaciones a las que damos servicio es: ¿cuál es el mejor sistema de tratamiento del agua? Como buen gallego, la respuesta sería “depende”. Y a la pregunta: ¿depende de qué?, la respuesta sería “depende de muchos factores”.

Factores de variación

El principal factor de variación a la hora de utilizar uno u otro tratamiento es el tipo de agua, que puede ser completamente diferente de unas explotaciones a otras, aunque sean vecinas. Y no solamente esto, sino que puede variar notablemente a lo largo del año.

Cuando se analizan los parámetros fisicoquímicos del agua, se aprecia que los principales problemas son la dureza y los nitratos, desde un punto de vista cuantitativo. En orden de importancia le siguen los sulfatos, especialmente en la meseta Norte, donde el terreno predominante son las margas. Otros parámetros a tener en cuenta son los cloruros en las zonas cercanas a la costa, especialmente en el Levante por el exceso de explotación de los acuíferos, y el hierro y el manganeso en Galicia, Extremadura y zonas de Castilla la Mancha.

Cloruros, hierro, manganeso y sulfatos

Los cloruros, el hierro y el manganeso son, en general, bastante fáciles de controlar a través de resinas de intercambio iónico, y este método no resulta excesivamente caro.

El control de los sulfatos resulta más problemático, debido a que el valor límite para considerar apta el agua de consumo es alto, y por tanto resulta imposible eliminarlos mediante intercambio iónico por cloruros, cuyo nivel en agua suele ser mucho menor.

En estos casos la única solución es la ósmosis inversa, que presenta como inconveniente fundamental la gran cantidad de agua necesaria para realizarla. Del total del agua empleada tan sólo resulta útil el cincuenta por ciento, y el agua de rechazo supone un problema añadido. Esta solución es más apropiada para eliminar cloruros en áreas cercanas a la costa, ya que las aguas de rechazo son devueltas al mar.

Sólidos disueltos y demanda de oxígeno

En primaveras lluviosas suele aparecer un nuevo problema, los sólidos disueltos, la demanda biológica de oxígeno a los cinco días (DBO5) y la demanda química de oxígeno (DQO), que se incrementan por el arrastre de materia orgánica. Este fenómeno es habitual tras periodos de fuertes lluvias, y se agrava en aguas procedentes de pantanos, ríos o pozos superficiales.

Se observan incrementos en la turbidez, oxidabilidad al permanganato y niveles muy altos de sólidos disueltos, DBO5 y DQO.

La solución a este problema pasa por el correcto dimensionamiento de los filtros de mallas o anillas para retener los sólidos en suspensión y los filtros de silex-antracita en la clarificación de las aguas.

Contaminación microbiológica

Para controlar la contaminación microbiológica se pueden utilizar diversos tratamientos.

Generador de dióxido de cloro.

Dióxido de cloro

En cuanto al tratamiento de contaminaciones microbiológicas, desde hace relativamente poco tiempo se utiliza el dióxido de cloro, que destaca por su alta capacidad desinfectante.

Como limitaciones de este tratamiento nos encontramos con la poca estabilidad del producto en soluciones ya preparadas y el alto coste de las máquinas que preparan el producto al momento.

Peróxido de hidrógeno

Otra solución es el peróxido de hidrógeno, que ha tenido una alta implantación durante la última década, debido a sus propiedades en cuanto a la eliminación de biofilm y al hecho de que no aporta sabor al agua tratada. Destaca además su mejor comportamiento en aguas duras.

Cloro

El cloro sigue siendo el producto más utilizado en cuanto a tratamiento del agua en nuestras ganaderías, debido a su bajo coste.

Resulta especialmente efectivo con aguas de pH bajo, bien natural o por acidificación previa. Esta acidificación puede realizarse con ácidos orgánicos (fórmico, propiónico, láctico, cítrico y sus sales), que son los que se utilizan principalmente en avicultura, o con ácidos inorgánicos, que suelen emplearse en explotaciones de ganado porcino (basados en ácido clorhídrico por su precio o por fosfórico por su manipulación).

El cloro en pastillas es, en ocasiones, la única solución. Sin embargo, su resultado no siempre es el deseado, puesto que el cloro libre es altamente variable. Así,  hay momentos en que tenemos niveles muy altos de cloro y los animales disminuyen su consumo de agua, y otros en que los niveles son mínimos o nulos, y por tanto realmente el agua no está siendo tratada.

Electroperoxidación

Otro sistema de tratamiento es la electroperoxidación, que resulta especialmente útil en aguas con alta conductividad eléctrica y donde no existan problemas de precipitación de cal. Además, presenta la ventaja de que no es necesario añadir productos químicos.

El resultado de un buen control de calidad.

Ozono

El ozono es muy interesante para aguas con mucha materia orgánica, pero debe combinarse con cloro o peróxido tras la desinfección, puesto que el ozono desaparece muy rápidamente.

Luz ultravioleta

La luz ultravioleta puede ser una buena herramienta complementaria en el tratamiento del agua. Resulta especialmente útil cuando vamos a hacer tratamientos con vacunas, como la de Gumboro en avicultura, con las que no es posible el empleo de desinfectantes residuales y el agua sin ningún tratamiento puede suponernos graves problemas.

Conclusiones

Una vez definidos los principales y más comunes tratamientos de agua en ganadería, hay que tener en cuenta que para determinar cuál de todos es más eficaz, es necesario realizar una analítica previa y estudiar cada caso de forma individual atendiendo a los factores externos que puedan afectarle.

El agua es uno de los elementos indispensables en el proceso alimentario, y como tal, el ganadero debe prestarle constante atención en sus explotaciones, de la misma manera que habrá de hacerlo el técnico en sus estudios y análisis. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (23)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Tratamientos de agua y bienestar animal, dos conceptos muy ligados

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1636 | Antonio Serrano - 01/09/2013 @ 21:04:54 (GMT+1)
    Me ha parecido interesante el artículo. Me dedico al mundo de los tratamientos de agua , y este mes voy a plantear un tratamiento para una granja de ganado porcino. Este artículo me ha servido para ampliar un poco las perspectivas de como enfocar la importancia de la calidad del agua ante un empresario de este sector.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto