albeitar.portalveterinaria.com

Comparación de la eficiencia alimentaria entre cerdas gestantes alojadas en grupo y en jaulas

Comparación de la eficiencia alimentaria entre cerdas gestantes alojadas en grupo y en jaulas

Entre las posibles opciones para alojar a cerdas en grupo, los corrales con alimentación sobre el suelo también pueden ser rentables, siempre que el manejo del pienso sea el adecuado.

Paisley Canning, Tim Blackwell, Frank Kains y Kathy Zurbrigg
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Rural de Ontario (Canadá)
Imágenes cedidas por los autores
Traducido por Ana Hernández. Albéitar - albeitar@grupoasis.com

Cuando es preciso transformar granjas de cerdas en jaulas a alojamientos en grupo, los productores tienen varias opciones respecto a la alimentación de los animales, como son las estaciones electrónicas de alimentación y las jaulas de libre acceso. A pesar de la popularidad que tienen estos dos sistemas, el paso de instalaciones convencionales a uno de ellos puede ser más costoso que transformarlas a un diseño que utilice alimentación sobre el suelo.

Las naves de jaulas convencionales tienen áreas enrejilladas de dos metros de anchura que dan servicio a dos filas de jaulas enfrentadas por su parte trasera. Entre cada sección, hay una parte de cuatro metros de suelo compacto que incluye dos comederos y un pasillo (figura 1). Las figuras 2 y 3 muestran los diseños más habituales para soluciones con estaciones electrónicas de alimentación y jaulas de libre acceso. Estos diseños no se pueden incorporar fácilmente en la renovación de una nave convencional de jaulas. Para convertir una de estas naves a un sistema de estaciones electrónicas de alimentación o de jaulas de libre acceso hará falta eliminar el suelo ya existente e instalar uno nuevo, con fosas y slat. Para mantener el mismo número de cerdas en el paso a un sistema de libre acceso también requerirá más espacio. Esto supone una reforma importante y un esfuerzo costoso.

""
""

También hay complicaciones de manejo específicas asociadas con los sistemas de alimentación electrónica. Por ejemplo, algunas cerdas necesitan volver a entrenarse con frecuencia en el comedero electrónico. Otras entran de forma repetida a comer después de haber consumido su ración, lo que dificulta el acceso a la estación de alimentación a aquellas cerdas que no han recibido su ración.

Alimentar a las cerdas en grupo en el suelo varias veces al día es una alternativa menos costosa que las estaciones electrónicas de alimentación y las jaulas de libre acceso.

Los sistemas de alimentación de cerdas en el suelo están diseñados para minimizar una distribución desigual y las interacciones agresivas, ya que proporcionan un espacio de alimentación bastante amplio, muros de separación y múltiples lugares de distribución del pienso.

En función del diseño, puede haber unos costes mínimos de reforma, que son siempre necesarios para convertir una nave con jaulas en una con corrales en los que se pueda llevar a cabo una  alimentación en el suelo.

En la página web que se cita a continuación se puede observar un ejemplo de alojamiento en grupo de cerdas gestantes con alimentación en suelo varias veces al día: Making the switch to group housing.

Eficiencia alimentaria de cerdas gestantes en jaulas versus en grupo

Muchos creen que los sistemas de alimentación en el suelo para cerdas gestantes conllevan peleas, daños, grandes variaciones en el consumo de pienso y desperdicio de comida, ya que ésta caería por las rejillas del suelo. Sin embargo, varias explotaciones canadienses han adoptado este sistema con éxito.

Se diseñó un estudio para comparar las variaciones en las medidas de la grasa dorsal y el consumo de pienso durante la gestación entre cerdas en jaulas y las alojadas en corrales en una explotación de ciclo cerrado en Ontario (Canadá).

Recogida de datos y análisis

Para este estudio, las cerdas destetadas se llevaron a jaulas, en las que fueron inseminadas y se mantuvieron hasta el control de gestación a los 35 días. Las cerdas con peso bajo en el momento del control de gestación se colocaron en jaulas de gestación convencionales, para proporcionarles más pienso. Todas las demás se llevaron corrales de gestación, donde fueron alimentadas sobre el suelo seis veces al día utilizando dispensadores de caída de pienso controlados por un temporizador. La tabla 1 describe las jaulas y corrales utilizados en esta prueba.

""

Se midió diariamente el consumo de pienso, de forma individual para las cerdas en jaulas y colectivamente para las de los corrales. Se registraron medidas del espesor de la grasa dorsal mediante una sonda de ultrasonidos 1-2 semanas después del control de gestación y, de nuevo, una semana antes del parto.

Se realizó una comparación de las medidas del espesor de la grasa dorsal y los consumos de pienso para las cerdas alimentadas dos veces al día en jaulas y las que recibían pienso seis veces al día, en corrales. No hubo diferencias en la ganancia en grasa dorsal por kg de pienso.

Se tomaron registros del espesor de la grasa dorsal y el consumo de pienso de 279 cerdas: 231 se alojaron en corrales de gestación y 48 en jaulas. Las que estaban en jaulas ganaron 0,008435 mm grasa dorsal/kg pienso, y las de los corrales 0,0125 mm grasa dorsal/kg pienso durante la gestación. No hubo diferencia estadísticamente significativa entre la ganancia de grasa dorsal por kg de pienso entre ambos tipos de animales.

Si la distribución desigual supusiese un problema en los sistemas de alimentación en el suelo, hubiéramos esperado ver una gran variación en el cambio de la grasa dorsal durante la gestación para las cerdas de ese grupo. Dicha variación entre los dos tipos de cerdas fue similar, como se observa en el rango de ganancias en la tabla 2.

Dado que las cerdas reciben el alimento directamente en el suelo, el desperdicio de alimento era objeto de preocupación. Dado que no hubo diferencia en la ganancia de grasa dorsal por kg de pienso entre las cerdas en jaula y las de los corrales, el desperdicio de comida no fue importante en los corrales de gestación (tabla 2).

""
A tener en cuenta

Pese a la posibilidad de distribución irregular del pienso y de desperdicio de comida en los sistemas de alimentación sobre el suelo, cuando se proporcionó comida varias veces al día en los corrales de gestación, la eficiencia alimentaria y la variación en las medidas de este parámetro resultaron similares en este estudio.

La alimentación en el suelo varias veces al día en corrales de gestación es una alternativa eficiente y económica a las estaciones electrónicas de alimentación y las jaulas de libre acceso. La eficiencia alimentaria de dichos corrales es comparable a la de las jaulas convencionales y la distribución desigual entre cerdas no supuso un problema en este estudio.

Figuras 4 y 5. Corrales de gestación utilizados en este estudio.
Figuras 4 y 5. Corrales de gestación utilizados en este estudio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto