albeitar.portalveterinaria.com

Parámetros fisicoquímicos del agua

Parámetros fisicoquímicos del agua

Para interpretar correctamente los análisis de agua es imprescindible conocer bien y entender cuáles son sus parámetros fisicoquímicos. Así mismo, es esencial saber de qué manera pueden variar en el contexto de las explotaciones ganaderas.

Cristina García de la Fuente
Aquagan Biocidas

En este artículo vamos a tratar sobre el agua, que como todos sabemos es un elemento de gran importancia para el buen funcionamiento de una explotación ganadera. A lo largo del texto repasaremos los parámetros fisicoquímicos del agua, para profundizar en su conocimiento y que esto nos sirva para poder interpretar mejor los resultados de análisis de agua.

A lo largo de estas líneas nos detendremos en la conductividad, la dureza, el total de sólidos disueltos (TDS) y el pH; así como en la relación entre ellos.

Ciclo del agua

El agua se evapora del mar y de otras superficies y precipita en la tierra en forma de lluvia, nieve, etc. Parte de esta precipitación vuelve a la superficie del agua, otra parte penetra a la tierra por infiltración y otra parte recorre la superficie terrestre hasta llegar a lagos, ríos y finalmente al mar.

Del agua que se filtra en la tierra una parte es aprovechada por la vegetación y el resto sigue su penetración, hasta que encuentra una capa impermeable y forma un almacenamiento de agua. En este recorrido el agua disuelve los materiales que están en contacto con ella; unos serán los propios del terreno, entre los cuales aparecerá una amplia gama de componentes minerales (hierro, sílice, azufre, carbonato cálcico, etc.) y otros de origen agrícola, como abonos, insecticidas, herbicidas, etc.

Si además existe también contaminación industrial o poblacional, la gama de elementos en contacto con el agua se amplía. La actividad humana hace que el agua incorpore fosfatos, metales pesados, materia orgánica, etc. Así que, como ya hemos comentado, la definición de agua químicamente pura está muy lejos de la realidad.

El agua: composición química

El agua químicamente pura es un compuesto de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H20). A temperatura ambiente es un líquido incoloro, inodoro e insípido.

Sin embargo, el agua que nos encontramos en la naturaleza y de la que tenemos que partir para los distintos usos, difiere mucho del agua pura.

Interpretación del análisis del agua

Interpretación del análisis del agua

A continuación, nos detendremos en algunas de las características físico-químicas del agua.

Conductividad eléctrica

Se define la conductividad eléctrica como la capacidad de que una sustancia pueda conducir la corriente eléctrica, y por tanto, es lo contrario de la resistencia eléctrica. Es una variable que depende de la cantidad de sales disueltas en un líquido. La unidad de medición utilizada comúnmente es el siemens/cm (S/cm), microsiemens/cm (µS/cm), o milisiemens/cm (mS/cm).

En soluciones acuosas el valor de la conductividad es directamente proporcional a la concentración de sólidos disueltos. Por lo tanto, cuanto mayor sea dicha concentración mayor será la conductividad, como puede observarse en los valores apuntados a continuación:

  • Agua pura: 0,055 µS/cm.
  • Agua destilada: 0,5 µS/cm.
  • Agua de montaña: 1,0 µS/cm.
  • Agua de uso doméstico: 500-800 µS/cm.
  • Agua de mar: 50.000-60.000 µS/cm.

Dureza

La dureza del agua corresponde a la suma de calcio y magnesio, a los que se añaden los iones hierro, aluminio, manganeso, etc. Su medida se expresa habitualmente en ºF (grados franceses) ºdH (grados alemanes) o ppm de carbonato cálcico (CaCO3). Las equivalencias entre estas unidades son las siguientes:

  • 1 ºF = 10 ppm de CaCO3
  • 1 ºdH = 1,78 ºF
  • 1 ºdH = 17,8 ppm de CaCO3

Los carbonatos, sulfatos y cloruros provienen de la acción del agua sobre las rocas. Los bicarbonatos proceden de la acción combinada del agua y del bicarbonato que ésta lleva disuelto. Los carbonatos son muy poco solubles en agua, por lo que en presencia de anhídrido carbónico se irán descomponiendo y formarán bicarbonatos de gran solubilidad. Entonces el agua podrá seguir disolviendo rocas que tengan contenido en carbonatos y los pasará a bicarbonatos en disolución. Las sales como los carbonatos, que tienen la constante de solubilidad muy baja, son las que producen las incrustaciones. Otras sales como el cloruro cálcico, no son muy incrustantes (la constante de solubilidad es más alta), pero sí muy corrosivas, sobre todo en aguas calientes y calderas. El sulfato magnésico se comporta de igual forma. El cloruro magnésico es muy incrustante a altas presiones y se descompone en hidróxido de magnesio (insoluble y produce muchas incrustaciones) y ácido clorhídrico (muy corrosivo, produce corrosiones en los metales).

La dureza del agua está formada por las sales de calcio y de magnesio. La dureza procedente de las sales de calcio se llama dureza cálcica y la dureza procedente de las sales de magnesio se llama dureza magnésica.

Los principales componentes de la dureza son los bicarbonatos, sulfatos y cloruros, ya que los carbonatos y los hidróxidos son muy insolubles y están en pocas cantidades en el agua.

La dureza procedente de los bicarbonatos se llama dureza carbonatada, y la procedente de sulfatos, cloruros, nitratos y otros compuestos es la dureza no carbonatada.

La dureza carbonatada se denomina dureza temporal y la dureza no carbonatada dureza permanente. Se llama dureza temporal porque cuando el agua hierve a 100º desaparece por descomposición de los bicarbonatos y precipitación en forma de carbonatos, la permanente no sufre este proceso.

La dureza total es la suma de la dureza temporal más la dureza permanente, es decir, es la suma de dureza carbonatada + no carbonatada y la suma de dureza cálcica + magnésica.

Sólidos disuletos totales o salinidad

La cantidad de sólidos disueltos totales (TDS) es uno de los principales indicadores de la calidad del agua. El TDS es el total de sales disueltas y se puede expresar en mg/l, g/m³ o ppm (mg/l). El hecho de que el agua tenga sales en disolución, hace que ésta sea conductiva a la electricidad. Así un agua con muchas sales, es muy conductiva y la medida de la conductividad nos permite evaluar de una forma rápida la salinidad del agua.

Las sales más frecuentes en el agua son las de calcio, magnesio y sodio. En aguas no salobres, el 90 % del contenido de sales en el agua, son por presencia de calcio y magnesio. Además dicho calcio y magnesio son molestos en la utilización del agua.

La salinidad del agua es contenido total de sales. Así la cantidad de cloruro sódico es una parte de esta salinidad y la dureza del agua (sales de magnesio y calcio) es otra parte de la salinidad del agua.

Para determinar el TDS a partir de la conductividad se debe multiplicar dicha conductividad por un factor, tal y como muestra la tabla de esta página

Con lo cual, a partir del valor de la conductividad podemos hacernos una idea del valor aproximado de la dureza en ºF y en ppm de CaCO3.

La medición de la dureza del agua con conductímetros o medidores de TDS debe realizarse antes de tratamientos de descalcificación de agua. Durante el proceso de descalcificación de agua los carbonatos son sustituidos por sodio, lo que no altera la concentración total de sólidos disueltos pero disminuye la dureza del agua.

pH

Existen ácidos fuertes (sulfúrico, clorhídrico) y ácidos débiles (acético, carbónico) y de la misma forma existen bases fuertes (sosa cáustica) y bases débiles (amoniaco, hidróxido de amonio).

La fuerza de un ácido está determinada por su anión; anión fuerte (sulfúrico, clorhídrico) anión débil (carbonato, bicarbonato) y todos tienen el mismo catión (H+). Lo mismo ocurre con las bases.

  • Cuando se une un anión (ácido) fuerte con un catión (base) fuerte, la sal resultante es neutra, ya que la acidez y basicidad están compensadas.
  • Cuando se una un anión (ácido) fuerte, con un catión (base) débil, la sal resultante será ácida.
  • Cuando se une un anión (ácido) débil con un catión (base) fuerte, la sal resultante será básica.

En la inmensa mayoría de los casos, encontraremos sales neutras y sales básicas.

La medición del pH se emplea para expresar la intensidad de la acidez, la basicidad o la alcalinidad. El pH no indica la cantidad de compuestos ácidos o alcalinos en el agua, sino la fuerza que éstos tienen.

  • Con pH 0-7 el agua es ácida, y lleva ácidos libres o sales ácidas.
  • Con pH = 7 el agua es neutra, no tiene ni sales ácidas ni sales básicas; sólo contiene sales neutras.
  • Con pH 7-14 el agua es básica o alcalina y lleva sales básicas.

Cada cambio de una unidad de pH multiplica por 10 la fuerza de acidez o alcalinidad de dicha agua: así, un agua con pH 6 es 10 veces más ácida que un agua con pH 7.

Bibliografía

Análilsis del agua. Jean Rodier, 2011

Parámetros fisicoquímicos del agua
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (37)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto