albeitar.portalveterinaria.com

Programas sanitarios oficiales en gallinas reproductoras

Salmonella, enfermedad de Newcastle e influenza aviar

Programas sanitarios oficiales en gallinas reproductoras

Las granjas de selección y de multiplicación de aves reproductoras suponen el vértice de la pirámide productiva y, por ello, las garantías sanitarias de las mismas son el pilar fundamental en el que se sustenta la sanidad animal tanto en producción de carne como de huevos.

Olga Mínguez González y Palma Maceda Pérez-Grueso
Servicio de Sanidad Animal
Dirección General de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural
Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León

Los programas sanitarios oficiales en gallinas reproductoras tienen dos vertientes fundamentales: por un lado la vigilancia de las enfermedades de importancia en salud pública, fundamentalmente la salmonelosis, y por otro la vigilancia y control de enfermedades con gran relevancia productiva y comercial para el sector.

Condiciones generales de los requisitos legales en origen

Todas las granjas e instalaciones dedicadas a la producción de aves reproductoras deberán estar registradas por la autoridad competente y cumplir los requisitos establecidos en la correspondiente normativa sobre ordenación de explotaciones ganaderas.

En el caso de las granjas de abuelas, las aves de un día procederán exclusivamente de granjas de bisabuelas controladas de acuerdo a lo establecido en el Plan sanitario avícola (Real Decreto 328/2003, de 14 de marzo por el que se establece y regula el plan sanitario avícola) o de la normativa equivalente cuando se trate de pollitos de un día procedentes de otro país (Directiva 2009/158/CEE, del Consejo de 30 de noviembre de 2009, relativa a las condiciones de policía sanitaria que regulan los intercambios intracomunitarios y las importaciones de aves de corral y de huevos para incubar procedentes de terceros países); en el caso de granjas de madres, procederán de granjas de abuelas a las que se les exijan las mismas condiciones, finalmente deberá existir un programa sanitario para los huevos incubables.

Estas garantías sanitarias se acreditan a través de los certificados sanitarios oficiales de movimiento que deben acompañar a las partidas en todo momento.

Vigilancia y control de Salmonella en gallinas reproductoras de la especie Gallus gallus

La aplicación de la normativa europea en materia de vigilancia y control de salmonelosis (regulada por el Reglamento (CE) 2160/2003, del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de noviembre de 2003, sobre el control de Salmonella y otros agentes zoonóticos específicos transmitidos por los alimentos), se articula en España a través del Programa nacional de vigilancia y control de determinados serotipos de Salmonella en manadas de gallinas reproductoras de la especie Gallus gallus. El objetivo que se pretende alcanzar mediante la aplicación de este programa es el control de los cinco serotipos de Salmonella más frecuentes en la salmonelosis humana, S. Enteritidis, S. Typhimurium, incluyendo las cepas monofásicas de Salmonella Typhimurium con fórmula antigénica 1,4,[5],12:i:-, S. Infantis, S. Virchow y S. Hadar en manadas de aves reproductoras y su reducción a la prevalencia establecida mediante el objetivo comunitario, que lo sitúa en un máximo del 1 % en explotaciones con más de 250 aves adultas.

El programa se fundamenta en dos pilares, por un lado los autocontroles que están obligados a realizar los productores y por otro lado los controles oficiales.

Los autocontroles se deben efectuar con la siguiente periodicidad:

  • Manadas de cría: pollitos de un día, aves de cuatro semanas de edad y dos semanas antes de entrar en la fase o unidad de puesta.
  • Manadas de aves reproductoras adultas: cada dos semanas durante la fase de puesta.

Los laboratorios participantes en el programa para la realización de estos autocontroles deben estar autorizados por las comunidades autónomas en que radiquen y funcionar y disponer de ensayos para la detección de Salmonella en heces de animales evaluados y acreditados de acuerdo con la norma EN/ISO 17025 de requisitos generales relativos a la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración, y aplicar sistemas que aseguren la calidad acordes con la misma. Además, deben participar en las pruebas de detección colectivas organizadas o coordinadas por el laboratorio nacional de referencia (Laboratorio Central de Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente).

Los controles oficiales se efectúan en todas las manadas de todas las explotaciones con más de 250 aves en tres ocasiones a lo largo del ciclo de producción. El primero dentro de las cuatro semanas posteriores al traslado a la unidad de puesta y el tercero hacia el final de la fase de puesta, no antes de las ocho semanas previas al fin del ciclo de producción. El segundo análisis oficial se realizará durante el periodo productivo en un momento suficientemente alejado de los dos análisis anteriores.

Todos los muestreos se llevan a cabo de acuerdo con los requisitos mínimos establecidos en el Reglamento (CE) Nº 2160/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo y en el Reglamento (CE) Nº 200/ 2010 de la Comisión de 10 de marzo de 2010, por el que se aplica el Reglamento (CE) 2160/2003, con respecto al objetivo comunitario de reducción de la prevalencia de determinados serotipos de Salmonella en las manadas de aves reproductoras de la especie Gallus gallus.

Esto implica que el tipo de muestras a tomar así como las analíticas a las que deben someterse están perfectamente establecidas legislativamente y, en el caso de los autocontroles, es responsabilidad del productor que las muestras se tomen siguiendo escrupulosamente las directrices marcadas por la normativa.

Adicionalmente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha desarrollado una base de datos informática en la que se vuelcan todas las actuaciones enmarcadas en el programa, desde la grabación de las tomas de muestras, resultados analíticos (tanto de autocontroles como de controles oficiales) así como de los parámetros de bioseguridad de las explotaciones que se supervisan en todos los controles oficiales.

Con estas premisas, el avance del programa en España ha sido muy favorable y se han cumplido los objetivos de reducción de prevalencia determinados en la Unión Europea. Así en el año 2009, se partía de una prevalencia de manada en producción de presencia de los cinco serotipos de importancia en salud pública de un 2,28 %,
prevalencia que se ha reducido al 0,39 % en las mandas de aves reproductoras en producción en el año 2013 (tabla 1).

Además, si realizamos el análisis pormenorizado de la prevalencia dependiendo de la orientación productiva, se observa que las mayores prevalencias a nivel nacional se han centrado en las reproductoras de línea pesada, mientras que las reproductoras de línea ligera han mantenido en los últimos tres periodos la prevalencia en el 0 % de las manadas analizadas (tabla 2).

Medidas a aplicar en caso de detección de Salmonella

En caso de detección de alguno de los serotipos descritos, las medidas a adoptar contemplan:

  1. Prohibición de todos los movimientos de aves vivas hacia o a partir de ese local, salvo autorización previa de salida con destino a su sacrificio o destrucción.
  2. Sacrificio de la manada positiva, incluidos los pollitos de un día.
  3. Destrucción de los huevos no incubados de la manada. No obstante, esos huevos podrán no destruirse y utilizarse para consumo humano, si se tratan de una forma que garantice la destrucción de Salmonella de conformidad con la legislación comunitaria sobre higiene de los alimentos.
  4. Cuando en una incubadora haya todavía huevos para incubar procedentes de manadas en las que haya Salmonella Enteritidis o Salmonella Typhimurium, dichos huevos se destruirán o se tratarán de conformidad con la legislación comunitaria sobre higiene de los alimentos.
  5. La investigación epidemiológica rigurosa para tratar de identificar la causa de dicha positividad y detectar la fuente de la infección.
  6. Control estricto de las medidas de bioseguridad de todas las manadas de la explotación.
  7. Una vez que se ha producido el sacrificio o destrucción de las aves de la manada infectada, se realizará una eficiente y completa limpieza y posterior desinfección, desinsectación y desratización y se realizará un muestreo ambiental que garantice la ausencia de riesgo previo a la entrada de la siguiente manada.

En el caso de las explotaciones de reproductoras pesadas donde se confirmase alguno de los cinco tipos de Salmonella, además de las medidas anteriores, el siguiente lote que se introduzca deberá efectuarse con pollitas vacunadas con vacunas autorizadas o en las condiciones previstas en la normativa vigente, con autovacunas, antes de comenzar la fase de puesta.

Programa de vigilancia de enfermedad de Newcastle e influenza aviar

Tanto la enfermedad de Newcastle como la influenza aviar son dos patologías que tienen gran trascendencia para las explotaciones avícolas, no sólo económica sino comercial.

Ambas son enfermedades víricas altamente contagiosas que se encuentran incluidas en la lista de la Organización Mundial de Sanidad Animal y en la lista de enfermedades de notificación obligatoria de la Unión Europea. Esto implica que si un país o región declara alguna de estas enfermedades inmediatamente se deben poner en marcha los mecanismos de control y restricciones comerciales tanto para las aves vivas como para sus productos. Adicionalmente, la influenza aviar altamente patógena, supone una preocupación para las autoridades de salud pública debido a su potencial carácter zoonótico.

La legislación aplicable en el control de estas dos enfermedades, en el ámbito de la Unión Europea, son la Directiva 92/66/CEE del Consejo por la que se establecen medidas comunitarias para la lucha contra enfermedad de Newcastle y la Directiva 2005/94/CE del Consejo, de 20 de diciembre de 2005, relativa a medidas comunitarias de lucha contra la influenza aviar y por la que se deroga la Directiva 92/40/CEE.

En el caso de la enfermedad de Newcastle, la existencia de protocolos vacunales autorizados suponen una garantía de control de la enfermedad.

En el caso de la influenza aviar, sus graves connotaciones han motivado el desarrollo a nivel nacional de un Programa Nacional de vigilancia de la enfermedad. En el marco de este programa se contemplan varias actuaciones de vigilancia, no sólo en aves domésticas sino también en aves silvestres. En lo que se refiere a gallinas reproductoras, la vigilancia consiste en un muestreo aleatorio de un número representativo de explotaciones y aves en todas las comunidades autónomas que permita la detección temprana de la enfermedad (tabla 3). El número de explotaciones a muestrear a nivel nacional garantiza la detección en caso de una prevalencia estimada del 5 % con un intervalo de confianza del 95 %.

Esta vigilancia activa es de gran importancia en el caso de la existencia de infecciones subclínicas de influenza aviar de baja patogenicidad de los subtipos H5 y H7, y de esta forma se desarrolla un sistema de detección precoz que evita su diseminación y previene la posible mutación a cepas de alta patogenicidad.

De este modo, mediante la vigilancia y el desarrollo de programas sanitarios oficiales en aves reproductoras, además de unidos a otras actividades de control que se realizan por las autoridades competentes en producción primaria, se pretende garantizar la salud pública y la economía, viabilidad y posibilidad de mercado de la avicultura en todos sus eslabones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.