albeitar.portalveterinaria.com
Situación en España sobre el uso racional de antibióticos

Situación en España sobre el uso racional de antibióticos

El desarrollo de resistencia a los antibióticos es uno de los mayores problemas de salud pública. Por ello, desde el 2012, y dentro de una estrategia común europea, se inicia una nueva línea de trabajo con el objetivo de elaborar un plan nacional estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antimicrobianos en España.

Cristina Muñoz Madero
Coordinador del PRAN
AEMPS

En la actualidad, el desarrollo de resistencia a los antibióticos se considera de los mayores problemas de salud pública que se debe afrontar. El uso inapropiado e indiscriminado de estos es uno de los principales factores que contribuyen a la aparición de este fenómeno.

Es importante ser consciente de que el problema afecta a todos, salud humana y salud animal, y que causa un gran impacto clínico, epidemiológico y microbiológico. Además el problema es global, y como tal, necesita una respuesta que sume los esfuerzos de todos. Existe un consenso generalizado en la necesidad de mejorar el uso de antibióticos que, sin embargo, no se había traducido hasta ahora en la adopción de medidas generalizadas y coordinadas, que amplíen las posibilidades de éxito.

Afortunadamente esto ha cambiado y hoy en día son muchos los que están trabajando en esta línea, coordinando esfuerzos para combatir el problema de las resistencias, y evitar llegar a la que se ha llamado la era “posantibiótica”.

Actividades en el mundo y en Europa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de adoptar un plan de alcance mundial para la lucha frente a la resistencia a los antibióticos [1]. En la introducción del documento se indica que “la emergencia de la resistencia a los antimicrobianos es un problema complejo provocado por numerosos factores interrelacionados, como es el uso, y especialmente el uso indebido, de antimicrobianos. A su vez, el uso de antimicrobianos está influido por la interrelación entre conocimientos, expectativas e interacción entre el que prescribe y el paciente, incentivos económicos, características del sistema sanitario y el entorno reglamentario. En vista de la complejidad, se precisan intervenciones coordinadas dirigidas, a la vez, a los prestadores de atención y a los pacientes; también habrá que alterar algunas características importantes del entorno en que se produce la interacción”. Es decir, ya reconoce la complejidad del problema, los numerosos factores que convergen en él y, sobre todo, la necesidad de tomar medidas coordinadas para una lucha eficaz.

De igual forma, combatir la resistencia antibiótica es una prioridad de la UE. En esta línea, en noviembre del año 2011, el Parlamento Europeo publicó una resolución no legislativa, por la que se establece un Plan Director de Acción sobre Resistencias Antimicrobianas, con una duración de cinco años, siete áreas clave de actuación y 12 acciones concretas.

Posteriormente a esta resolución, el 29 de mayo de 2012, el Consejo de la Unión Europea publica un documento de conclusiones sobre el impacto de las resistencias antimicrobianas, y cómo se debe abordar conjuntamente, desde la perspectiva de la salud humana y veterinaria. En el punto 29 de este documento se exhorta a los Estados miembros para que desarrollen e implementen a nivel nacional, estrategias o planes de acción para contener el desarrollo de resistencias a los antimicrobianos.

Plan nacional estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antimicrobianos

Desde la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ya se venían desarrollando distintas actividades, tanto en humana como en veterinaria, relacionadas con el control de la resistencia a los antibióticos. Pero fue en el año 2012, y dentro de la estrategia común europea, cuando se inicia una nueva línea de trabajo, con el objetivo de elaborar un plan nacional estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antimicrobianos (PRAN) [2], con un doble objetivo, reducir la contribución del uso de antibióticos en medicina humana y veterinaria a la resistencia bacteriana y sus consecuencias sobre la salud, y preservar de manera sostenible el arsenal terapéutico existente.

El plan tiene una duración inicial de cinco años (2014-2018) y nace con una vocación integradora, por lo que es esencial para su realización la implicación de todas las partes; en esta línea, actualmente en el plan, están integrados representantes de seis ministerios (Sanidad, Agricultura, Economía, Interior, Defensa y Educación), todas las comunidades autónomas, representantes de 61 sociedades y asociaciones científicas, profesionales y productoras, laboratorios de referencia, plataformas profesionales, expertos externos, así como universidades y organizaciones colegiales. En total, son 190 expertos trabajando en conjunto con un mismo objetivo.

El plan propone seis líneas estratégicas, comunes para la salud humana y veterinaria. Cada una de las líneas estratégicas se ha subdividido en medidas, y estas medidas en acciones concretas:

  1. Vigilancia del consumo de antibióticos y las resistencias microbianas.
  2. Controlar las resistencias bacterianas.
  3. Identificar e impulsar medidas alternativas y/o complementarias de prevención y tratamiento.
  4. Definir las prioridades en materia de investigación.
  5. Formación e información a los profesionales sanitarios.
  6. Comunicación y sensibilización de la población en su conjunto.

Las tres primeras líneas van más encaminadas a tratar de conocer la situación epidemiológica de nuestro país, identificar medidas para el control de la resistencia y proponer alternativas que permitan reducir la necesidad de uso de antibióticos. Las otras tres son medidas transversales, centradas en investigación, formación y comunicación.

Líneas estratégicas del Plan Nacional de Antibióticos.

Vigilancia

En la primera estrategia incluida en el plan, vigilancia del consumo de antibióticos y de las resistencias microbianas, el objetivo es obtener datos comparativos de salud humana y animal para mejorar el conocimiento sobre el uso y consumo de antibióticos, y el desarrollo de la resistencia a los mismos, de forma que nos permita implementar medidas específicas dirigidas a su control y prevención. Objeto de especial vigilancia serán todos aquellos antibióticos clasificados como críticos en humana (CIA) y que se usan en veterinaria. No se trata de eliminar o reducir el arsenal terapéutico veterinario, pero sí de preservar la eficacia de estos, algunos de los cuales son el último recurso en humana para el tratamiento de infecciones por bacterias multirresistentes. En nuestra mano está hacer un buen uso de estos que permita asegurar su eficacia en el tiempo.

Controlar las resistencias bacterianas

La segunda estrategia, controlar la difusión de resistencias, quiere identificar herramientas para la promoción de las buenas prácticas de uso de antibióticos. Con este objetivo, se ha iniciado el desarrollo de directrices de prescripción para el veterinario clínico.

Cabe resaltar que no se trata de tener una guía más, sino de crear un documento de referencia que sea para el clínico una herramienta más de trabajo, donde consultar toda la información que necesite para realizar una prescripción adecuada (situación epidemiológica de su zona, tratamiento aconsejado, recomendaciones para la forma de administración, antibióticos de primera y segunda elección, etc.) y como no, tratar de proporcionar una mayor seguridad de la que existe actualmente a la hora de realizar una prescripción excepcional.

Medidas alternativas

En la tercera estrategia, impulsar y fomentar medidas alternativas de prevención y tratamiento, fomentar la mejora de las medidas de higiene, manejo y bienestar animal es uno de los puntos clave a conseguir, ya que existe, sin ninguna duda, una relación directa entre un grado óptimo de higiene y manejo en granjas, y una disminución de procesos infecciosos en estas, que automáticamente redunda en una disminución de la necesidad de uso de antibióticos.

Dentro de esta misma estrategia, la promoción de métodos de diagnóstico rápido, y el camino para su implementación, sin que esto suponga una nueva carga económica para el productor, ayudaría tremendamente a realizar un tratamiento adecuado en campo, con más posibilidades de éxito terapéutico y más garantías de uso racional.

Investigación, formación y comunicación

Las otras tres estrategias, definir las prioridades en materia de investigación, formación e información a los profesionales sanitarios y comunicación y sensibilización de la población en su conjunto y de subgrupos de población son acciones transversales, todas comunes a humana y veterinaria y que se están desarrollando en paralelo.

En la primera de estas, el objetivo es desarrollar y promover una estrategia común en materia de investigación, para conocer mejor los mecanismos de desarrollo de la resistencia y de transmisión de bacterias resistentes. Parte importante dentro de esta, es el desarrollo de la investigación epidemiológica y socioeconómica, para tratar de mejorar el conocimiento sobre los aspectos determinantes que conducen a un alto consumo de antibióticos en general, y en granjas en particular. La práctica expandida de suministrar antibióticos de manera rutinaria a los animales destinados a consumo humano, bajo régimen intensivo, está contribuyendo al desarrollo de resistencias. Identificar cuándo se está haciendo un uso inadecuado, nos permitirá implementar medidas encaminadas a corregir estas prácticas no correctas.

En cuanto a la estrategia de formación, es vital para lograr un progreso adecuado de los objetivos incluidos en el plan. Los profesionales sanitarios son los primeros actores de la puesta en marcha de un uso prudente de antibióticos; solo a través de la formación e información conseguiremos su adhesión a este proyecto. La formación de los profesionales sanitarios debe abarcar todas las etapas de su vida profesional, y dicha formación debe incluir todos los aspectos del uso prudente, incluyendo el uso indebido y la aparición de resistencias. El desarrollo de herramientas de autoevaluación completa esta línea estratégica.

Por último, la comunicación, información y sensibilización, como pieza fundamental del plan. Son muchos los que están implicados en él, los profesionales sanitarios, los investigadores, compañías farmacéuticas, profesores, las administraciones públicas centrales o autonómicas y por supuesto la población en general. Todos debemos comprender que los antibióticos no son un bien ilimitado; más bien al contrario, son un bien escaso y de difícil renovación. Por tanto su uso inadecuado y excesivo son actitudes irresponsables, que están contribuyendo de forma importante a un rápido aumento de las resistencias bacterianas y, por consiguiente, a una pérdida de la eficacia de estos medicamentos en el tratamiento de las infecciones.

Bibliografía

Estrategia mundial OMS de contención de resistencias a los antimicrobianos: http://www.who.int/drugresistance/execsums.pdf
Reunión de coordinación del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos: http://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/laAEMPS/2015/NI-AEMPS_07-2015-reunion-plan-antibioticos-2015.htm
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto