albeitar.portalveterinaria.com

Producción de huevo enriquecido como estrategia de la industria avícola

Huevos bajos en colesterol o con propiedades farmaceúticas son una realidad posible

Producción de huevo enriquecido como estrategia de la industria avícola

La industria avícola ha centrado su interés en el huevo porque desde hace décadas se ha comprobado que es posible enriquecer la composición del mismo en nutrientes y compuestos específicos mediante la manipulación de la dieta de las gallinas ponedoras.

Liliana Betancourt López
Facultad de Ciencias Agropecuarias de Universidad de La Salle (Bogotá, Colombia)
lcbetancourt@unisalle.edu.co

El huevo es un producto de consumo masivo debido a su alto valor nutritivo y bajo coste relativo. A pesar de esto, es un alimento que ha sido estigmatizado por su contenido en colesterol, aunque realmente el contenido en colesterol del huevo es significativamente más bajo que el colesterol sintetizado por el cuerpo humano (Singh et al., 2012).

En los últimos años se ha enfatizado en la importancia que tiene el consumo de alimentos sobre la salud, por lo que cada día más las exigencias y preocupación de los consumidores se dirigen hacia la búsqueda de nuevos productos alimenticios con propiedades funcionales que puedan proporcionar además del valor nutritivo, la prevención de enfermedades. Diversos estudios han demostrado que la dieta no solo puede contribuir con nutrientes para llegar a alcanzar una salud óptima, sino que también podría desempeñar un papel importante en reducir el riesgo o retrasar el desarrollo de enfermedades más importantes (cardiovasculares, osteoporosis y cáncer, entre otras). Estas preferencias del consumidor por alimentos diferenciados han creado la necesidad de diseñar y producir alimentos enriquecidos con nutrientes específicos que permitan efectos funcionales para la salud del consumidor.

La industria avícola ha concentrado su interés en el huevo porque desde hace décadas se ha comprobado que es posible enriquecer la composición del huevo en nutrientes y compuestos específicos mediante la manipulación de la dieta de las gallinas ponedoras (Cruickshank, 1934; Jiang, 1991; Farrel, 1998, Leeson y Caston, 2004). En este contexto, el huevo ha demostrado ser el mejor vehículo para incorporar componentes saludables, entre ellos ácidos grasos omega-3, conjugados de ácido linoleico, selenio, vitaminas, luteína, etc. (Singh et al., 2012).

Reducción del colesterol del huevo

Debido a la fobia al colesterol que sufren los consumidores hoy en día, se han evaluado estrategias de alimentación de la gallina ponedora para reducir su contenido en el huevo. Entre estas estrategias se menciona la adición de b-ciclodextrina, cromo, ajo y albahaca, entre otros (Singh et al., 2012).

Semilla de lino

Nuestro interés se ha centrado en aumentar la cantidad de ácidos grasos omega-3 en el huevo a partir de la inclusión de semilla de lino en el alimento para las ponedoras. Se estableció que con la inclusión de un 15 % de semilla de lino en la dieta de gallinas ponedoras es posible la modificación del perfil de ácidos grasos de la yema de huevo con un incremento de 4,2 veces el contenido de ácido α-linolénico (C18:3, n-3) y de 13 veces el contenido de ácido docosahexaenoico (C22:6 n-3) sin efectos negativos en la producción y calidad de huevo.

En la actualidad, la dieta de los animales que se producen comercialmente se fundamenta en granos que contienen niveles elevados de ácidos grasos n-6 y deficientes en ácidos grasos n-3, por lo que muchos estudios se han dirigido a modificar el perfil de ácidos grasos de los tejidos animales (Simopoulos, 2000), conduciendo a una elevada relación entre ácidos grasos omega-6 y omega-3.

Los ácidos grasos omega-3 han cobrado importancia porque presentan beneficios como promotores del funcionamiento y el desarrollo cerebral, como moduladores de las respuestas antiinflamatorias (Curi et al., 2002), del nivel de triglicéridos y de la prevención de trastornos cardiovasculares Valenzuela (Valenzuela y Nieto, 2003; Ruxton et al., 2004; Lee et al., 2008), así como efectos anticancerígenos (Simopoulos, 2008), entre otros.

Levadura de selenio

Los niveles de selenio en el huevo se aumentaron mediante la suplementación con 450 ppm de una fuente comercial de selenio orgánico (levadura de selenio). Con estos niveles de inclusión se logró incrementar en 7,9 veces el contenido de selenio en el huevo. El selenio ha cobrado importancia por sus efectos beneficiosos para la salud humana, ya que forma parte de la enzima glutatión peroxidasa (cuya función es proteger al organismo contra agentes oxidantes), es componente esencial de algunas vías metabólicas (entre las que se incluyen las hormonas tiroideas) y contribuye a la adecuada función inmunitaria (Brown y Arthur, 2001), así como a la prevención de muchas enfermedades como el cáncer, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y complicaciones cardiovasculares (Hernández y Ríos, 2009). La viabilidad técnica y económica de la producción de huevos enriquecidos con selenio explica que este tipo de huevos estén disponibles en más de 25 países en el mundo.

Luteína

Por otra parte, la luteína, un carotenoide liposoluble, también ha adquirido relevancia porque se le atribuye una función biológica específica para reducir el cáncer (mejorando la respuesta inmunitaria [Rock et al., 1996]) y las enfermedades cardiovasculares y para mejorar la protección contra la degeneración macular relacionada con la edad (Snodderly, 1995). Nuestros estudios permitieron concluir que es viable incrementar en un 23,4 % el contenido de luteína en la yema del huevo mediante le inclusión de 450 ppm de extracto de Tagetes erecta en la dieta de las gallinas ponedoras.

El huevo enriquecido
El potencial que ofrece el huevo como alimento enriquecido se plantea desde diferentes posibilidades. En la bibliografía se contempla también la posibilidad del enriquecimiento de los huevos a partir de la inclusión en la dieta de principios activos de plantas medicinales y especias como:
  • Alicina, obtenida a partir de ajo, que reduce el nivel de colesterol y tiene poder anticancerígeno.
  • Betaína, obtenida de la remolacha, cuyo efecto es disminuir la homocisteína en plasma y la ruptura de vasos sanguíneos.
  • Eugenol, un principio activo de la albahaca con propiedades inmunomoduladoras.
  • Flavonoides, que se encuentran en la cúrcuma y presentan propiedades antibacterianas y antioxidantes.
  • Taurina, que se puede obtener a partir de alimentos de origen animal, cuya función es prevenir la formación de la placa aterosclerótica, entre otros compuestos bioactivos (Narahari et al., 2004).

Conclusión

Estas experiencias fundamentadas en la manipulación de la dieta a lo largo del ciclo de puesta de gallinas ponedoras se han evaluado sobre la respuesta fisiológica y productiva.

Estos estudios permiten concluir que aumentar la composición del huevo en nutrientes y compuestos como ácidos grasos omega-3, selenio y luteína, que contribuyen a la prevención o tratamiento de enfermedades de importancia en el consumidor, es técnica y economicamente viable.

Huevos farmacéuticos

En la actualidad se habla del diseño de huevos farmacéuticos, es decir, huevos producidos por aves genéticamente modificadas, capaces de sintetizar ciertos compuestos farmacéuticos que se depositan en el huevo. Adicionalmente, el huevo contiene naturalmente inmunoglobulinas, inmunoestimulantes y antimicrobianos naturales, que se han utilizado en pacientes inmunodeprimidos (debido al SIDA, por ejemplo). Algunas plantas medicinales han demostrado tener propiedades inmunoestimulantes que se expresan en la deposición de inmunoglobulinas en los huevos.

La industria avícola ha tomado estos retos como oportunidades de negocio, y es así como este tipo de huevo diferenciado se presenta en los mercados con precios que duplican el valor comercial de un huevo normal.

Bibliografía

Brown K., & Arthur J. 2001. Selenium, selenoproteins and human health: a review. Public Health Nutrition, 4, 1, 7.
Cruisckshank E.M. 1934. Studies in fat metabolism in the fowl: the composition of the egg fat and depot fat of the fowl as affected by ingestion of large amounts of different fats. Biochemistry Journal. 28: 965-977.
Curi R., Miyasaka C.K., Pompéia C., Prozcopio J. 2002. Entendendo a gordura: os ácidos graxos. São Paulo: Manole, 598p.
Farrel D.J. 1998. Enrichment of hen eggs with n-3 long chain fatty acids and evaluation of enriched eggs in humans. American Journal of Clinical Nutrition. 68: 538-544.
Hernández H. y Ríos M. 2009. Rol biológico del selenio en el humano. Revista Química Viva 2: 64-80.
Jiang Z.R., Ahn D.U. y Sim J.S. 1991. Effects of feeding flax and two types of sunflower seeds on fatty acid compositions of yolk lipid classes. Poultry Science, 70: 2467-2475.
Lee J.H., O’keefe J.H., Lavie C.J., Marchioli R., Harris W.S. 2008. Omega-3 fatty acids for cardioprotection. Mayo Clin Proc J. 83: 324-32.
Leeson S. y Caston L. 2004. Enrichment of eggs with lutein. Poultry Science, 83: 1709-1712.
Narahari D., Kirubakaran A. y. Kumararaj R. 2004. Influence of herbal enriched functional eggs consumption on serum lipid profile in humans. Proceedings of the 22nd. World Poultry Congess, June 08-13. Istanbul.
Rock C., Lovalvo J., Emenhiser C., Ruffin M., Flatt S. y Schwartz S. 1998. Bioavailability of ß- carotene is lower in raw than in processed carrots and spinach in women. Journal of Nutrition. 6: 128- 913.
Ruxton C.H., Reed S.C., Simpson M.J., Millington K.J. 2004. The health benefits of omega-3 polyunsaturated fatty acids: a review of the evidence. Hum Nutr Diet J. 17: 449–59.
Simopoulos A.P. 2000. Symposium: Role of poultry products in enriching the human diet with n-3 PUFA. Human Requeriment for n-3 polyunsaturated Fatty acids. Poultry Science 79:961-970.
Simopoulos A.P. 2008. The omega-6/omega-3 fatty acid ratio, genetic variation, and cardiovascular disease. Asia Pac J Clin Nutr. 17 Supl 1:131-134.
Singh V.P., Pathak V. y AKhilesh K.V. 2012. Modified or enriqued eggs: a smart approach in egg industry: a review. American Journal of Food Technology. 7:266-277.
Snodderly D. 1995. Evidence for protection against age-related macular degeneration by carotenoid and antioxidant vitamins. American Journal Clinical of Nutrition. 62: 1448-1462.
Valenzuela A. y Nieto S. 2003. Ácidos grasos omega-6 y omega-3 en la nutrición perinatal: Su importancia en el desarrollo del sistema nervioso y visual. Rev. Chile. pediatr. 74: 2.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto