albeitar.portalveterinaria.com

Linda es un nuevo pestivirus descubierto en lechones con temblores

La sintomatología se asemeja a la de la peste porcina clásica

Los "lechones temblorosos" presentan daños extensos en el cerebro y la médula espinal. El origen viral de la enfermedad se ha esclarecido recientemente con el descubrimiento en Europa y los EE. UU. de este pestivirus porcino atípico.

(Foto: Science Daily)
(Foto: Science Daily)

Tal y como publica Science Daily en su página web investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria (Vetmeduni) de Viena han descubierto un nuevo virus en lechones temblorosos en una granja austríaca. El agente patógeno, denominado Linda (lateral shaking inducing neurodegenerative agent) está relacionado con el virus de Bungowannah australiano y de forma más distante con el virus de la peste porcina clásica. Su descubrimiento ha sido publicado recientemente en la revista Emerging Infectious Diseases*.

En 2015, un ganadero austríaco observó en su granja que un número de lechones de recién nacidos presentaban temblores. Estos lechones sufren una enfermedad en la que un fuerte daño en el cerebro y en la médula espinal provoca importantes temblores. Se cree que está causada por un pestivirus porcino atípico (APPV) que fue descubierto recientemente en Europa y los Estados Unidos. Los científicos del Vetmeduni de Viena han encontrado posteriormente el virus en Austria.

Debido a los pronunciados síntomas en esta granja en particular, los expertos en la clínica universitaria de ganado porcino comprobaron si los animales estaban infectados con el recientemente descrito APPV. A pesar de las pruebas completas y altamente específicas, no se encontró ningún patógeno. Sin embargo, los síntomas y los resultados sugirieron que de alguna manera un pestivirus estaba involucrado, por lo que los científicos diseñaron un nuevo tipo de prueba de diagnóstico que finalmente llevó al descubrimiento de un nuevo pestivirus.

Los científicos desarrollaron un nuevo ensayo de PCR que reconoció todos los pestivirus conocidos y así permitió detectar un virus desconocido. El análisis completo de la organización del genoma (la estructura del ARN) y las proteínas características mostraron claramente que el patógeno recién descubierto es un pestivirus de la familia de Flaviviridae. Debido a los temblores laterales y las lesiones en los tejidos nerviosos de los lechones afectados, el virus se llamó Linda (lateral shaking inducing neurodegenerative agent).

Los pestivirus infectan los fetos de los cerdos, ovejas y ganado vacuno, y a menudo su objetivo es el sistema nervioso central. Pero las infecciones pestivirales se propagan en los animales ungulados y no son peligrosas para los humanos, aunque causan importantes pérdidas económicas para los ganaderos. Los científicos también han utilizado métodos clásicos de cultivo celular para cultivar el virus Linda a partir de muestras de tejido.

Se desconoce el grado de propagación del nuevo virus Linda en la población porcina. Actualmente se está desarrollando una prueba serológica para saber el número de lechones que infecta. Esta prueba será importante porque el análisis del virus ha puesto de manifiesto que está relacionado lejanamente con el virus de la peste porcina clásica, y no se puede excluir la posibilidad de que interfiera con las pruebas oficiales de la peste porcina. Además, todavía no está claro el peligro que el virus recién descubierto representa para la porcicultura. Debido a que también infecta el útero de las cerdas gestantes, el virus Linda podría alterar el desarrollo de la corteza cerebral de los lechones, como la infección con el virus Zika.

El análisis filogenético demuestra que el virus Linda está relacionado con el virus Bungowannah, descrito en Australia en 2006. Hasta la fecha, este patógeno sólo se ha encontrado en dos granjas vecinas de Australia, donde provocó la muerte de más de 50.000 animales. Aunque las medidas lograron prevenir la propagación del virus, las dos granjas no se recuperaron del brote. Una vez que los cerdos están infectados, el virus permanece en sus cuerpos, por lo que los cerdos infectados pueden continuar liberando el virus durante mucho tiempo y son extremadamente contagiosos para otros cerdos. La infección del útero con el virus de Bungowannah provoca abortos y una alta mortalidad entre los lechones, generalmente causada por una infección viral del músculo cardíaco. Sin embargo, no se observaron daños neurológicos o "lechones temblorosos".

*Benjamin Lamp, Lukas Schwarz, Sandra Högler, Christiane Riedel, Leonie Sinn, Barbara Rebel-Bauder, Herbert Weissenböck, Andrea Ladinig, Till Rümenapf. Novel Pestivirus Species in Pigs, Austria, 2015. Emerging Infectious Diseases, 2017; 23 (7): 1176 DOI: 10.3201/eid2307.170163

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto