albeitar.portalveterinaria.com

¿Se encuentra el sector avícola de puesta europeo ante una nueva posible reconversión?

Han pasado seis años desde que se adaptó el sistema de jaulas

martes 17 de abril de 2018, 11:43h
En 2012, los productores adaptaron el sistema de jaulas para mejorar el bienestar de las gallinas. Hoy, parece que la tendencia que seguirán algunas industrias y distribuidoras es la de no vender huevos de gallinas enjauladas.
(Foto: Efeagro)
(Foto: Efeagro)

Tal y como publica Efeagro, hace ya seis años que la ley comunitaria obligó a los productores de huevos a mejorar el sistema de jaulas de gallinas ponedoras, como consecuencia de la norma de bienestar animal. Así, las gallinas deben disponer de un espacio suficiente para comer, de un aseladero en el que dormir, de un ambiente oscuro para la puesta, de baño de arena, de rascador de uñas, etc. Pero aparece que ahora numerosas industrias y distribuidoras quieren prescindir de los huevos de gallinas en jaula.

Un ejemplo de ello es la multinacional Ebro Foods, que se ha sumado a esta tendencia y ha publicado en su web su compromiso a emplear únicamente huevos libres de jaulas, a partir del 2025.

La cuestión es que en España, el 90 % de la producción de huevos tiene lugar en jaula , es decir, que si los 41 millones de ponedoras pasasen a ser camperas o ecológicas serían precisos 161 millones de metros cuadrados para cumplir con la ley. No obstante, la previsión es que no todas las explotaciones dejen de producir huevos en jaula y las que lo hagan opten por otros modelos que no tienen por qué ser el campero o ecológico, tal como asegura a Efeagro la directora de Aserphu, Mar Fernández. La opción más viable parece ser el sistema de cría en suelo, ya que los productores podrían reutilizar las mismas naves en las que se alojaban las jaulas.

Según apunta Fernández, esta opción es más barata para los ganaderos y, de momento, ese sistema de producción -en el que la gallina se puede mover dentro de una nave- cuenta con el visto bueno de las industrias y distribuidoras alimentarias.

Además, el sistema de suelo presenta fortalezas frente al campero y al ecológico porque al estar bajo techo se resguardan de los ataques de depredadores y del posible contagio de enfermedades, como la influenza aviar por el contacto con aves silvestres.

Se abre así un nuevo horizonte de cambio para la producción de huevos en España y el resto de la Unión Europea, que puede llevar a una nueva reconversión, pocos años después de la última vivida tras la citada norma.

Toda reconversión, como recuerda Fernández, la sufren los bolsillos de los productores, muchos de ellos aún pagando las inversiones que tuvieron que hacer en 2012 y que rondaron, en total, los 600 millones de euros. Fernández calcula que pasar a sistemas alternativos al de jaula puede costar ahora unos 800 millones de euros.

Pero en la reconversión de 2012 también sufrió la economía del consumidor, ya que el precio del huevo subió por la reducción de la oferta: la nueva ley exigía más espacio para las gallinas en jaula, lo que llevó a un descenso de la cabaña avícola de puesta (-23 % en pocos meses) y, por tanto, de la producción de huevos.

Las propiedades nutritivas o el sabor están en el mismo nivel para todos los tipos de huevos, recuerda Fernández, que también alude al aumento de los costes en la producción en los sistemas alternativos a las jaulas.

Mejorar los estándares de bienestar animal es el motivo más repetido por las empresas que ya han anunciado medidas en este sentido, como Lidl, Mercadona, El Corte Inglés, Dulcesol o Ebro Foods, y que han sido respaldados por entidades animalistas. Una tendencia que muchos dan por irreversible y que puede hacer que en los próximos años el sector avícola de puesta se enfrente a su enésimo reto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.