cabecera
PV ALBEITAR 47/2014    

Aspectos productivos de la cabra de Guadarrama

Un animal muy rústico para rentabilizar zonas de difícil acceso no aprovechables por otro tipo de ganado

La cabra de Guadarrama es autóctona del centro de España, está muy bien adaptada a climas fríos y lluviosos, y alcanza una producción de más de 250 kg de leche por lactación como media. Los cabritos también tienen una buena salida al mercado en forma de lechal de 10-12 kg de peso vivo.

Aspectos productivos de la cabra de Guadarrama
Para ver todas las fotos de este artículo, haga clic aquí.

La cabra de Guadarrama se ha venido explotando tradicionalmente en la zona del Sistema Central (Sierra de Guadarrama), comprendiendo las provincias de Ávila, Segovia, Madrid, y zonas limítrofes de Toledo y Guadalajara.

Es una raza de doble aptitud productiva carne – leche, muy rústica y perfectamente adaptada al medio en que se desenvuelve. Es capaz de aprovechar terrenos de serranía de difícil acceso y poco aprovechables por otro tipo de ganado, soportando bien el clima frío y lluvioso que caracteriza su zona de explotación.

La raza caprina del Guadarrama es también conocida por los nombres de Guadarrameña, del Moncayo y Guadarrama y cabra del Centro de España basándose en el área en que se desenvuelve.

Son animales eumétricos, de perfil recto y mediolíneo, con un marcado dimorfismo sexual. Su capa es variable, distinguiéndose así las capas vegata, jardasca, negra y cárdena.

Sistema de explotación
El sistema de explotación se realiza bien en régimen de pastoreo estante, que es el más utilizado, o trasterminante, cada vez menos utilizado. Es de tipo semiextensivo, en régimen de pastoreo durante el día, recogiéndose por la noche. Los animales salen diariamente al pasto donde aprovechan todo tipo de vegetación, desde hierba y arbustos hasta ramas de los árboles según la disponibilidad del terreno y de la época del año. Esta alimentación se suplementa en las naves con piensos y concentrados y con henos o paja, según las épocas y estado productivo de los animales, aunque por lo general no se hacen muchas distinciones en cuanto a manejo de la alimentación según el estado productivo.

Esta raza es poliéstrica estacional, con anestro poco marcado desde los meses de febrero a junio. Generalmente se produce un solo parto al año, aunque viene condicionado por el manejo de las cubriciones que no se suelen realizar por lotes, por lo que fácilmente puede ocurrir que animales paridos en febrero o marzo vuelvan a parir en el otoño, lo que es más frecuente en las hembras de primer parto. La principal concentración de parideras se produce en los meses de octubre y noviembre, aprovechando la época en que los cabritos tienen buena salida en el mercado y se pueden conseguir lactaciones más prolongadas. Otra paridera importante es la de los meses de primavera entre febrero y abril, coincidiendo con la época del año en que hay mayor abundancia de pastos. Otras parideras más diseminadas y en menor número tienen lugar durante el resto del año.
Generalmente los machos permanecen separados del rebaño, introduciéndose en las épocas de cubrición durante el otoño y final de primavera; las cubriciones se realizan por monta natural, aunque en la actualidad y por exigencia del esquema de selección de la raza se están comenzando a realizar montas dirigidas y se está introduciendo la técnica de inseminación artificial para el testaje de los machos que son propiedad de la Asociación de Criadores de Ganado Caprino de Raza del Guadarrama. Los machos se renuevan con una edad de 3 a 5 años, alcanzando la pubertad a los 5 –6 meses, aunque no empiezan a cubrir hasta que tienen un año de edad, por lo que la vida útil de estos animales es corta.

La reposición de hembras suele estar entre el 20 y 25% anual. Las hembras alcanzan la pubertad a los 6 – 7 meses. Normalmente se cubren con 10 – 12 meses, cuando han alcanzado suficiente desarrollo corporal, aunque dadas las condiciones de manejo e instalaciones es muy frecuente que se produzcan partos de hembras con un año, sin que hayan llegado a desarrollarse adecuadamente. El índice de prolificidad para estos animales está en torno al 1,6, cifra que aumenta en los partos de primavera, en los que son muy frecuentes los partos dobles y triples, y disminuye en los de otoño, coincidiendo con el hecho de que las cubriciones se produzcan en los meses de estación sexual o de anoestro.

La cría de los cabritos se lleva a cabo por lactancia natural, sacrificándose a los 40 – 45 días de vida. Las chivas de reposición siguen mamando hasta los 3 – 4 meses, momento en que se destetan. Actualmente se están empezando a introducir sistemas de lactancia artificial, sobre todo orientados a la cría de la reposición, aunque es un sistema aún muy poco extendido.

En cuanto a las características de las explotaciones hay que decir que se trata de una explotación de tipo familiar, con poca mano de obra contratada y poca especialización. Las instalaciones aún son muy rudimentarias y anticuadas en muchos casos, reduciéndose a veces a antiguas majadas de piedra o construidas con maderas y chapas, lo que dificulta en gran medida el manejo y hace que las condiciones higiénicas y sanitarias no sean adecuadas. El 55% poseen agua potable en la explotación mientras que el 45% restante deben llevar el agua diariamente. El 66% de los ganaderos inscritos en la Asociación poseen sala de ordeño automático, aunque es aún elevado el porcentaje de ganaderos que siguen ordeñando a mano. El 77,4 % de los ganaderos poseen sistema de refrigeración para la leche como exige la legislación vigente en materia de producción de leche, pero muchos de ellos no lo poseen en la explotación por carecer de luz o por la imposibilidad de las cisternas para acceder a la granja. Cabe destacar que solamente el 60,5% de las explotaciones posee electricidad, un 45% cuentan con grupo electrógeno y existe un porcentaje muy reducido que no tienen ningún tipo de alumbrado eléctrico.

Respecto al tamaño de los rebaños el mayor número (77,6%), se corresponde a rebaños con menos de 300 animales y un 9,6% a explotaciones con más de 500. El 38,8 % de los rebaños de la Asociación tienen un tamaño entre 100 y 199 animales, y el 32,4 % de los rebaños entre 200 y 299 animales.

Características productivas
Es una raza de doble aptitud carne – leche, con clara tendencia a la producción láctea. Se trata de una raza muy rústica y con gran capacidad de aprovechamiento de los recursos naturales que le ofrece el terreno en que se desenvuelve, con muy buena adaptación a un clima frío y lluvioso. Contando con el tipo de manejo que ya se ha explicado con anterioridad podemos hablar de una capacidad de producción de leche más que aceptable.

La producción de leche es la actividad principal para los ganaderos de esta raza. Se ordeña generalmente una vez al día aunque hay ganaderos que practican dos ordeños al menos en los primeros meses de lactación. La media de producción es de 390 kg de leche medida en 210 días para cabras de más de un parto y 220 kg en 150 días de lactación para las de primer parto, aunque se registran muchos individuos con producciones superiores a los 600 kg de leche en 210 días. La media de producción de grasa y proteína es del 4,5 y 3,7% respectivamente, existiendo poca diferencia entre hembras de primer parto y restantes. La duración de la lactación llega hasta los 240 – 280 días, incluso más si no se llega a producir otro parto, manteniendo las producciones por encima de un litro de leche diario.

En las siguientes tablas, se expone el análisis nutricional de la leche en las distintas lactaciones.

Tabla 1. Total de lactaciones.

VariableN Media DS Mínimo Máximo
Kg de leche 40. 875252,42 98,63 41,10 783,55
Kg de grasa 34. 97511,32 4,43 1,75 47,54
% de grasa 34. 9754,56 0,77 2,06 8,50
Kg de proteína 34. 9018,77 3,38 1,55 30,06
% de proteína 34. 9013,51 0,35 2,03 6,27


Tabla 2. Primera lactación.

VariableN Media DS Mínimo Máximo
Kg de leche 7. 670204,16 91,92 41,10 697,11
Kg de grasa7. 0668,04 2,93 1,75 26,92
% de grasa7. 0664,60 0,79 2,14 8,29
Kg de proteína7.0756,15 2,20 1,55 21,37
% de proteína 7.0753,50 0,34 2,26 6,04


Tabla 3. Resto de lactaciones.

VariableN Media DS Mínimo Máximo
Kg de leche 33.205 263,57 96,76 49,17 783,55
Kg de grasa27.90912,15 4,36 2,61 47,54
% de grasa27.9094,55 0,77 2,06 8,50
Kg de proteína27.8269,44 3,31 1,95 30,06
% de proteína 27.8263,51 0,35 2,03 6,27


Tabla 4. Lactaciones tipificadas.

VariableN Media DS Mínimo Máximo
Kg de leche 35.948 256,81 97,42 41,10 783,55
Kg de grasa31.75311,51 4,42 2,15 36,03
% de grasa31.7534,56 0,77 2,06 8,29
Kg de proteína31.6708,92 3,37 1,55 30,06
% de proteína31.6703,51 0,35 2,03 6,27


Tabla 5. Lactaciones extendidas.

VariableN Media DS Mínimo Máximo
Kg de leche 4.927 220,40 101,49 45,32 697,11
Kg de grasa3.2229,48 4,08 1,75 36,03
% de grasa3.2224,59 0,81 2,39 8,29
Kg de proteína3.2317,30 3,37 1,71 25,13
% de proteína3.2313,50 0,35 2,51 5,37


La producción de leche se destina casi en su totalidad a la fabricación de quesos de mezcla, aunque existen algunas queserías que fabrican queso puro de cabra y otros productos lácteos tales como yogures o cuajadas.

La producción de carne va orientada a la obtención del cabrito lechal que se sacrifica con 10-12 kg de peso, obteniéndose canales de unos 4,5 – 6 kg. El cabrito se alimenta exclusivamente a base de leche, realizándose la crianza siempre por lactancia natural. Según estudios realizados por Tejón el peso al nacimiento de los cabritos es de unos 3,5 kg., registrándose una ganancia media diaria de 237 gr. Se sacrifican a los 30 – 45 días con un peso vivo de 9 – 10 kg, obteniéndose un rendimiento cárnico del 50%. Se consiguen así canales de 4,5 – 5 kg, con una carne tierna, sabrosa, baja en grasa y muy digestible.

En las siguientes gráficas se presenta la evolución del valor genético y fenotípico de los kg. de leche, grasa y proteínas de las cabras raza de Guadarrama, entre los años 1997 y 2006 (datos de la Asociación de Criadores de Ganado Caprino de Raza de Guadarrama).




Bibliografía

Serrano, M.; Diez de Tejada, P.; Hernández, D. y Jurado, J.J. El esquema de selección de la Raza Caprina “cabra del Guadarrama”.

Tejón, D. (1995). Caracterización de las Explotaciones de la Raza Caprina del Guadarrama en la Comunidad de Madrid. XX Jornadas Científicas de la S.E.O.C. Madrid (381 – 388).

Tejón, D.; Guerra, J.; Fuente, D.; De la Fuente. J.; García, A., Gutierrez, R. (1.997). Contribución al estudio de las razas autóctonas de la CAM. V. La población caprina de la sierra de Ayllón. Producción ovina y caprina, nº XX. S.E.O.C. Madrid.

Portolano, N. (1990). Explotación de ganado ovino y caprino. Ed. Mundi-Prensa. Madrid.

AGRADECIMIENTOS:
A la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, concretamente a María Pilar García Palencia, Pedro Rouco y Elisabet González Echaniz.

A la Asociación de Criadores de Ganado Caprino de Raza del Guadarrama, especialmente a Paloma, Juanma y Estefanía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (24)   No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto