cabecera
PV ALBEITAR 47/2014    

La obtención de la muestra de orina

Utilidad clínica del examen general de la orina en la interpretación de las enfermedades del sistema renal y urinario de los animales (I)

La obtención de la muestra de orina

Esta es la primera parte de un artículo elaborado por Exopol S.L. sobre el examen general de orina. En este primer capítulo se explica cómo obtener la muestra para su posterior análisis.

A.Villa*, B. Moreno, A. Navarro, JM. Baselga, R. Pueyo
Exopol. Pol. Río Gállego, calle D, Parcela 8, 50840 – San Mateo de Gállego (Zaragoza, España). Tel.: +34 976 694 525.
exopol@exopol.com
www.exopol.com


La orina es un líquido complejo formado por un 95% de agua y un 5% de sólidos y constituye el producto final del metabolismo realizado por millones de células del sistema renal y urinario.
El análisis de orina es un procedimiento muy informativo e indispensable en cualquier evaluación inicial de salud o enfermedad, tiene un bajo coste y la muestra se obtiene de manera relativamente fácil.
La muestra de orina es una biopsia líquida, que se obtiene de forma indolora, y es para muchos la mejor herramienta de diagnóstico no invasivo al alcance del médico veterinario.

¿Para qué sirve el análisis urinario?
El examen general de la orina o urianálisis tiene dos misiones muy importantes:
- Detectar la excreción de productos metabólicos específicos para determinar una enfermedad, aún con perfecta funcionalidad de los riñones.
- Detectar alteraciones en el funcionamiento de los riñones o del aparato urinario.



La utilidad clínica del urianálisis está condicionada por la calidad de la muestra y de los análisis laboratoriales. La muestra de orina puede mantenerse refrigerada, sin que se altere el recuento durante 24 horas, o permanecer sin refrigerar 6 horas hasta el transporte al laboratorio. Cuando la muestra no se refrigera, después de varias horas de la toma, se producen cambios en su composición: las bacterias desdoblan la urea, convirtiéndola en amoniaco y aumentando el pH; los cilindros urinarios suelen descomponerse después de varias horas; los eritrocitos son lisados en orinas hipotónicas...
Para conservar la muestra, se emplean bacteriostáticos que impiden el crecimiento bacteriano pero que permiten que las bacterias existentes permanezcan viables, por. ejemplo HCl 1N (2-3 gotitas) o sistemas comerciales de transporte como el ácido bórico que la mantiene durante 48h; si se quieren estudiar leptospiras es mejor emplear NaOH 1N. De todas formas, para obtener resultados óptimos, las muestras deben estudiarse en las primeras 24 horas después de recogidas.
No se debe forzar la ingestión de líquidos, ya que con ello se diluye la orina, alterando el recuento y los parámetros. El volumen recomendado a recolectar: 25 a 50 ml. Y el volumen mínimo: 10 ml.

Métodos de obtención de una muestra de orina
La muestra de orina puede obtenerse mediante:

  • Punción supra-púbica. Está indicada en pequeños animales y aquellos bajo anestesia. Se hace exploración y palpación de la vejiga, se punciona y se extraen 10 ml de orina con jeringa estéril y métodos de asepsia-antisepsia. Esta vía es tan específica que el hallazgo de una sola bacteria es patognomónico de una infección.
  • Sonda estéril. Es el método más apropiado para los animales, conlleva trabajo y gastos en sondas y equipos. Debe realizarlo el veterinario.
  • Micción espontánea. La orina de micción espontánea limpia es la muestra indicada para el urocultivo; en condiciones ideales, una muestra tomada en la mitad de la micción.
    Si la muestra se va a usar para el diagnóstico de enfermedades de la vía genital, debe recogerse la orina de la primera parte de la micción y no de la parte media.

Las muestras de orina que se reciben en los laboratorios veterinarios son por lo general de segunda micción (no corresponde a la primera de la mañana) y pocas veces se pueden estudiar orinas de 24 horas (sumatoria de las micciones de un día). La orina de un animal sano debe ser clara, sin que el animal muestre señales de dolor o dificultad al orinar.
La muestra de orina debe remitirse en un recipiente estéril, con tapón de rosca perfectamente cerrado, para evitar la contaminación ambiental y garantizar la calidad de los resultados, como aparece en la fotografía adjunta. Así mismo, debe protegerse de la luz y especificarse la especie, sexo, el nombre o crotal del animal, hora y fecha de emisión, la forma de extracción y el método de conservación.

Segunda parte: "Examen físico químico" (clic aquí)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (25)   No(3)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto