cabecera
PV ALBEITAR 31/2014    
680/1115

El urocultivo

Utilidad clínica del examen general de la orina en la interpretación de las enfermedades del sistema renal y urinario de los animales (IV)

Última actualización 20/01/2014@11:45:34 GMT+1

El tracto urinario de cualquier animal, a excepción de la porción distal de la uretra, es estéril. Las infecciones pueden llegar por vía uretral o hematógena, se suelen diagnosticar por los síntomás clínicos, los hallazgos en el sedimento urinario y el cultivo microbiológico.

A.Villa*, B. Moreno, A. Navarro, JM. Baselga, R. Pueyo
Exopol. Pol. Río Gállego, calle D, Parcela 8, 50840 – San Mateo de Gállego (Zaragoza, España). Tel.: +34 976 694 525.
exopol@exopol.com
www.exopol.com


El tracto urinario, no posee flora microbiana autóctona, excepto en la porción distal de la uretra que puede ser colonizada por la flora normal de la piel. En los animales, la infección del tracto urinario (ITU) se origina por vía ascendente a partir de la uretra y en menor proporción, por vía hematógena.
Las infecciones del tracto urinario se diagnostican habitualmente por la sintomatología clínica, la presencia de leucocitos y bacterias en el sedimento urinario y el cultivo microbiológico. La infección urinaria es una de las infecciones más frecuente en la práctica veterinaria por lo que el urocultivo se debe pedir siempre que se observe un sedimento urinario patológico, con o sin síntomas clínicos en el animal. El urocultivo nos servirá para saber qué bacteria está infectando, la cantidad y su sensibilidad o resistencia a los antibióticos.

Cómo hacer el urocultivo
En el cultivo de la orina se cuantifica el número de bacterias presentes, y se expresan como unidades formadoras de colonias (UFC) por ml, una UFC representa una bacteria. El termino UFC se emplea porque el urocultivo se realiza sembrando 1 ó 10 microlitro de orina en una placa de cultivo y contando la aparición de colonias bacterianas visibles a simple vista en las primeras 24 horas. Si sembramos 1 microlitro de orina multiplicamos por 1000; si ponemos 10 microlitro multiplicamos por 100 para obtener el número de colonias por ml de orina. Se considera que cada una de estas colonias procede de una bacteria viva.
De las orinas de segunda micción extraídas a chorro y aquellas con muchas bacterias en el sedimento sembraremos 1 microlitro de muestra. Se recomienda sembrar también en agar sangre, McConkey, Saboureaud, ya que algunos uropatógenos no crecen en CLED, tales como Shiguellas, hongos o levaduras. Cuando la orina ha sido obtenida por punción vesical, se recomienda la siembra por inundación en CLED, agar sangre más un medio selectivo-diferencial para bacilos Gram negativos o la siembra directa de 100 microlitro (1 colonia = 10 UFC/ml).


Figura 6. Las orinas se depositan con micropipeta o con asa bacteriológica calibrada en placa de medio CLED (Cystine Lactose Electrolit Deficient). La gota se extiende con un asa de vidrio Drigalski haciéndola girar en circulo hasta hacer una circunferencia de 6 cm sobre la que haremos opcionalmente estrías muy juntas y en varias direcciones, hasta cubrir toda la superficie. Se incuban a 35º–37º C en atmósfera aerobia, con placa invertida y se leen a las 24 horas; en caso de negatividad se dejan otras 24 horas antes de dar como negativo el cultivo. Si se sospechan hongos o levaduras se incubarán 48h más al ambiente.



Hallazgos en el urocultivo
Las características morfológicas del crecimiento de especies de bacterias uropatógenas que multiplican en medio CLED son comunes en todas las especies de animales (figura 7):

  • Escherichia coli: colonias opacas, amarillas con más intensidad en el centro, alrededor de 1,25 mm (las especies no fermentadoras de lactosa son de color azul).
  • Klebsiella spp.: colonias mucoides, de color variable de amarillo al blanco azulado.
  • Proteus spp.: colonias azules traslúcidas más pequeñas que E. coli.
  • Salmonella spp.: colonias planas de color azul.
  • Enterococcus faecalis: colonias amarillas, alrededor de 0,5 mm diámetro.
  • Staphylococcus aureus: colonias amarillas de alrededor de 0,75 mm diámetro.
  • Staphylococcus coagulasa neg: colonias amarillo pálido – blancas.
  • Corynebacterium spp.: colonias grises muy pequeñas.
  • Lactobacillus spp.: similar a Corynebacterium, pero con superficie rugosa.

 


Figura 7. Puede observarse el color y la morfología de las bacterias crecidas en CLED.



La orina de los animales con infecciones complicadas (infección en un aparato urinario con alteraciones morfo-funcionales), son más prolíficas e incluyen hasta dos tipos bacterianos
Las infecciones del tracto urinario causadas por microorganismos de crecimiento más lento como los hongos se consideran significativos recuentos entre 10.000 y 100.000 UFC/ml.
Cuando se aíslan más de tres tipos de colonias bacterianas diferentes, existe una alta probabilidad de que se deba a contaminación de la muestra durante la recogida, por lo que se debe solicitar nuevas muestras.
Los microorganismos de las orinas consideradas positivas serán identificados y se les realizará el antibiograma correspondiente.

Informe del urocultivo
Este es el modelo del Comité de Expertos de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (1992). Sustituye a las definiciones de Kass empleadas hasta la década de los 90 para informar el urocultivo:
Urocultivo negativo: no se observa crecimiento bacteriano o bacteriuria Bacteriuria simple: >100 UFC/ml de una especie microbiana uropatógena con sedimento patológico ó >1000 UFC/ml con sedimento patológico.
Bacteriuria asintomática: bacteriuria >100 000 UFC/ml de una especie microbiana y sedimento negativo.
Bacteriuria significativa: >100 000 UFC/ml de una especie microbiana y sedimento patológico.
Bacteriuria complicada: >100 000 UFC/ml de dos agentes bacterianos (enterobacterias) con sedimento reactivo.
Prostatitis aguda: cualquier recuento (enterobacterias).
Muestra contaminada: recuento <10,000 UFC/ml con más de 2 tipos microbianos.

La bacteriuria se considera significativa cuando existe un mínimo de bacterias para considerar la existencia de una infección. En animales sintomáticos, 100 UFC/ml se correlaciona con una infección simple (infección urinaria en un aparato urinario previamente sano) cuando están producidas por cultivo puro de gérmenes uropatógenos, tales como: Corynebacterium renale, C. bovis, C. pseudotuberculosis, C. pyogenes; Actinobaculum (Eubacterium) suis, Salmonella spp. entre otros.
Estos microorganismos actúan y se desarrollan especialmente en la mucosa vesical, en ocasiones con escasa infección urinaria, las colonias aparecen tardíamente en los medios de cultivo. Deben ser sospechados en aquellas muestras con pH alcalino, leucociturias y cristaluria de estruvita y cultivos de orina negativos a las 24 horas de incubación.




Interpretación de la ITU
La correcta interpretación se realiza conjuntamente con los datos del sedimento urinario, ya que la piuria, en general, es el principal criterio diagnóstico de ITU.
A veces la piuria no se acompaña de bacteriuria (piuria estéril) y pueden ser ITU causadas por microorganismos no detectados por las técnicas habituales de urocultivo (mycobacterias, hongos, Chlamydias etc.) o por inflamación del tracto urinario de causa no infecciosa (tumores, tóxicos entre otros). Cualquier situación que de lugar a estasis en el tracto urinario producirá por lo general infección.
En algunas ITU hay presencia de hematíes en la orina. Ej. Cistitis hemorrágica.


Figura 8. Se observan imágenes de elementos patológicos, que junto al urocultivo nos permiten definir el proceso clínico patológico.



La mayoría de las ITU son causadas por un solo microorganismo y el aislamiento de más de dos microorganismos, puede representar contaminación o raramente infección polimicrobiana (más frecuente en animales con ITU complicadas, asociadas con obstrucción o abscesos renales).
En las ITU puede mantenerse piuria unos días después de iniciar el tratamiento antibiótico, sin que ello signifique fracaso terapéutico.
Las infecciones urinarias son bajas cuando la presencia de bacterias se limita a la vejiga (cistitis), próstata (prostatitis), uretra (uretritis) y altas cuando hay invasión del tejido renal (pielonefritis). En la clínica veterinaria detectamos con más frecuencia las ITU de las vías altas, pielonefritis y ureteritis, que las de vías bajas: cistitis. Las infecciones urinarias agudas sin tratar, o tratadas inadecuadamente, son la base para la instauración de una pielonefritis crónica imposible de corregir, con la subsiguiente aparición de insuficiencia renal.

  • Cistitis aguda: se caracteriza por la presencia de piocitos y bacterias.
  • Cistitis crónica: los piocitos pueden faltar o son muy escasos.
  • Uretritis: bacteriuria significativa, la muestra de orina puede estar libre de piocitos, a menos que haya también prostatitis o cistitis.
  • Prostatitis crónicas: suelen contener piocitos y bacterias porque en los machos, las infecciones renales o prostáticas se acompañan por lo general de cistitis.
  • Pielonefritis aguda grave: la piuria puede ser tan intensa que produce una orina turbia con olor fétido y bacteriuria significativa.
  • Pielonefritis crónica: el sedimento tiene predominio leucocitario con células epiteliales y bacteriuria significativa.
  • Piuria estéril: cuando, en presencia de piuria, el cultivo de orina es estéril, también se deberá considerar la posibilidad de infección tuberculosa.

La insuficiencia renal es casi siempre una consecuencia de las pielonefritis; también lo son la nefritis embólica, la amiloidosis y las nefrosis. La eficiencia de las funciones del riñón se reduce durante las enfermedades de los uréteres, la vejiga, la uretra y por supuesto las propias del riñón que tienen como consecuencias:

  • Alteraciones de la excreción de productos de desecho metabólico.
  • Alteraciones de la homeostasis de proteínas.
  • Alteraciones del metabolismo ácido-básico.
  • Alteración de la homeostasis de los solutos y el agua.

El correcto funcionamiento de los riñones es vital para cualquier especie animal, pero es crítico para los animales de producción y en gestación.

Quinta parte: "Estudios complementarios de la orina" (clic aquí)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (12)   No(1)
680/1115
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto