cabecera
PV ALBEITAR 16/2014    
645/1078

Sanidad animal y acreditación de médicos veterinarios

Por Julián Castro Marrero
x
jcastro45hotmailcom/9/9/17
Última actualización 12/03/2012@13:00:13 GMT+1
Julián Castro.
Este artículo de opinión de Julián Castro se adentra en la cuestión de la acreditación de veterinarios de ejercicio privado para realizar labores “oficiales”, debido a la falta de recursos y personal de los servicios de sanidad animal de las administraciones públicas, un problema común a la mayor parte de ellas.
El gobierno de los países, a través de su Ministerio del sector agrícola, tiene dentro de sus obligaciones velar por la salud de la población animal, en virtud de lo cual debe definir la política nacional zoosanitaria y como consecuencia planificar, normar y coordinar todas las actividades inherentes. Del mismo modo, debe garantizar la inocuidad de los alimentos de origen animal, así como cumplir y hacer cumplir los compromisos multilaterales que dan marco al comercio internacional pecuario.

Los Servicios Oficiales de Sanidad Animal (SOSA) se han visto exigidos por el crecimiento de la población humana y animal, la creciente demanda de alimentos inocuos, la dinámica del comercio internacional sustentada por la globalización económica, cambios en la caracterización de los sistemas de producción, la utilización de nuevos esquemas de producción pecuaria, el control de los insumos pecuarios (que son utilizados cada vez en mayor cantidad), la protección del ambiente, la re-emergencia de enfermedades y, en algunos casos, los aumentos de frecuencia en las registradas como endémicas.

Los SOSA están evolucionando en función de obtener el control sanitario total de la cadena productiva animal. Este es un proceso global que incluye en forma sistemática e integral la sanidad de la cría y el comercio de animales de importancia económica, al mismo tiempo que la protección de los riesgos de contaminación en las fases de procesamiento industrial, así como en la comercialización y distribución a los consumidores para proteger su salud y bienestar.

La gestión sanitaria que deriva de la inspección del comercio pecuario internacional ha visto crecer su demanda, ya que la globalización de la economía ha propiciado una expansión considerable del intercambio comercial de mercancías pecuarias y con ello un aumento del riesgo de ingreso, dispersión y establecimiento de enfermedades exóticas y endémicas importantes para los países.

Necesidades que hay que cubrir con veterinarios de ejercicio privado

Estas exigencias para con los SOSA no ha tenido una respuesta adecuada debido a que, ante la crisis económica, se ha producido una reducción del gasto público que afecta directamente su capacidad de operación, al disminuir o no poder desarrollar la infraestructura existente y aumentar la disponibilidad de personal.

La circunstancia referida lleva a los gobiernos a replantearse sus políticas y estrategias institucionales para adecuarse ante esa elevación en la demanda de servicios sanitarios, y es la utilización de médicos veterinarios de ejercicio privado debidamente acreditados una modalidad de operación que permite obtener una mayor cobertura de atención sanitaria veterinaria, tanto en lo geográfico como en tipos de actividades.

Modalidad de vieja data, que viene siendo retomada por los países recogiendo las experiencias anteriores y haciendo un uso más intenso de ella, más si observamos que el ejercicio privado de la medicina veterinaria representa el 69% de esa práctica, comportándose según los continentes de la siguiente manera: 90% en Oceanía, 82% en América, 63% en Europa, 57% en Asia y 54% en África.

El médico veterinario sometido a un proceso de acreditación se incorpora a realizar funciones que han sido competencia los funcionarios oficiales, y las experiencias muestran su participación en áreas como:
  • Programas sanitarios de combate de las enfermedades de los animales.
  • Certificación sanitaria de granjas y fincas libres.
  • Inspección y certificación de propiedades, mercancías o animales para exportación.
  • Diagnósticos de laboratorio.
  • Regentar establecimientos farmacéuticos veterinarios.
  • Registrar industrias farmacéuticas veterinarias y productos fármaco-químicos y biológicos.
  • Realizar y validar ensayos para control de calidad de productos fármaco-químicos y biológicos sea para registro o distribución.
  • Inspección sanitaria en mataderos, frigoríficos, fábricas o distribuidoras de alimentos.
  • Inspección de fábrica de alimentos para animales y control de calidad de estos.
  • Inspección y certificación de granjas avícolas e incubadoras.
  • Dictado de cursos y capacitaciones exigidas para optar a acreditaciones o certificaciones oficiales.


Una solución adecuada y beneficiosa

La acreditación debe ser parte de una estrategia institucional de participación social llevada a cabo por los ministerios de agricultura, que construya espacios de concertación para incorporar los gremios profesionales, de productores, de agroindustriales, instituciones de educación superior y otros entes del gobierno en el diseño de sus políticas y su instrumentación.

Participación con especial énfasis en los representantes de la cadena productiva pecuaria. Del sector productivo se recogen aportes por la movilización de recursos, representados en el pago de los servicios, y por la capacidad gerencial con recomendaciones del cómo hacer en lo táctico y operativo. Del mismo modo, al tomar parte se disminuye la posibilidad de conflictos de intereses entre lo entes involucrados.

Se logra con esta estrategia avances importantes en materia de divulgación y educación sanitaria, temas que dan bases sólidas a la instrumentación de los programas que hacen a la sanidad animal.

¿Cómo debe articularse el proceso de acreditación?

Uno de los pilares fundamentales para instaurar un proceso de acreditación es legislar, para disponer de una legislación que establezca el marco legal de actuación, los requisitos de registro para incorporarse, actividades a llevar a cabo, derechos y deberes, sanciones y tiempo de vigencia de la acreditación, entre otros elementos a incluir.

La capacitación de todos los médicos veterinarios que se incorporen al sistema confiere fiabilidad y eficacia a éste, y armonización de conocimientos en los participantes, contemplándose a su vez la continuidad en la formación con actualizaciones periódicas.

La existencia de un manual de procedimientos, supervisar y evaluar en forma cíclica son componentes programáticos de sostén al sistema, que debe ser tratado con un especial cuidado. Detectar precozmente las fallas y aplicar los correctivos que corresponden afianza la operación, da eficiencia y mantiene un prestigio ante los usuarios de los sectores oficial y privado, para asegurar su continuidad administrativa.

Ventajas de la acreditación de veterinarios privados

La acreditación también atiende una problemática social en el campo de la ocupación, ya que cada vez se incorporan más profesionales al mercado de trabajo y tanto en el componente privado como en el oficial las ofertas de empleo no crecen con la misma velocidad.

Es ventajosa la utilización de esta modalidad en apoyo a las tres barreras sanitarias que hacen al sistema de sanidad animal.

Encontramos que los programas sanitarios necesitan altas coberturas de sus acciones, como diagnóstico y/o vacunaciones en las áreas geográficas en cuestión, por colocar algunas de sus actividades, y también mantener un sistema de vigilancia epidemiológica con alta sensibilidad, asuntos que con esta modalidad serían mejorados.

Así, tenemos que con la acreditación y la capacitación consecuente se logra, entre otros:
  • Aumentar las coberturas.
  • Mejorar las acciones de verificar la existencia de focos o brotes.
  • Declarar alertas sanitarias.
  • Detectar precozmente la presencia de una enfermedad, estimar su frecuencia o demostrar su ausencia.
  • Utilizar e interpretar correctamente las pruebas diagnósticas.
  • Formular hipótesis y analizar la distribución temporal y espacial de eventos sanitarios.
  • Incrementar y armonizar los conocimientos de los médicos veterinarios.

El control de calidad de los insumos pecuarios, en especial de alimentos para animales y fármaco-químicos y biológicos, es una preocupación constante en los SOSA y la comunidad de usuarios, por no disponer de una capacidad de respuesta adecuada en esta área en los servicios oficiales. No obstante, existen en los países, en las instituciones de educación superior y entidades o establecimientos privados, sistemas de control de calidad, con elementos gerenciales, operacionales y técnicos que constituyen una oferta viable. Digna de tener en cuenta, para cubrir las necesidades identificadas, al incorporarlas mediante registro y acreditaciones.

Una herramienta de peso especifico alto para la atención de campo y desarrollo de los programas sanitarios, como el diagnóstico de laboratorio, comúnmente no es de fácil acceso, por la baja cobertura geográfica de los laboratorios oficiales o por fallas de insumos, equipos o personal capacitado en éstos. Adelantar adiestramientos, validar capacitaciones ya realizadas, registrar laboratorios privados y acreditarlos son salidas factibles de poner en práctica para suplir los requerimientos existentes. Planes de control o erradicación de brucelosis, salmonelosis, leucosis y anemia infecciosa equina se han visto favorecidos al aplicar la acreditación para cubrir el componente diagnóstico.

En la producción de alimentos inocuos es utilizado el sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC). Este procedimiento hace énfasis en la prevención de los riesgos para la salud de las personas derivados del consumo de productos sin la debida inspección sanitaria, controlando los diferentes eslabones de la cadena de producción alimentaria. Control que reclama la presencia de médicos veterinarios en las líneas de producción, en la distribución y expendio.

Para mantener y mejorar el control de la inocuidad de los alimentos bajo el esquema señalado existen experiencias en varios países de América y Europa, que contemplan la contratación de personal por parte de la industria alimenticia (mataderos- frigoríficos-fabricas de embutidos y jamones) y la acreditación, supervisión y evaluación por el servicio oficial.

La acreditación de médicos veterinarios constituye una estrategia institucional a considerar para optimizar la atención zoosanitaria y el control de la inocuidad de los alimentos, utilizada en los países desarrollados y en vías de desarrollo.

Consultas bibliográficas

Castro, J. Servicios de Sanidad Animal. Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria. Revista Carabobo Pecuario.Valencia.2004.

Castro, J. Riesgo Sanitario y la Importación de Animales y sus productos. Revista Carabobo Pecuario. Valencia. 2005.

Castro, J. Estrategias Sanitarias en base al Análisis de Riesgo. Gaceta Ganadera. Caracas. 2010.

Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. Modelo para un Sistema Nacional de Sanidad Agropecuaria y de Inocuidad de los Alimentos. San José de Costa Rica. 1999.

Moura, J. A. y Col. Relación entre los Servicios Veterinarios del Sector Oficial y Privado en epidemiologia y control de enfermedades contagiosas. Rev. sci. tech. OIE. Paris. 2004.

Organización Mundial de Sanidad Animal. La Organización Mundial de Comercio y la Organización Mundial de Sanidad Animal, uso de las normas internacionales en el contexto del Acuerdo MSF. Paris. 1998.

Organización Mundial de Sanidad Animal. La Gobernanza como medio de lucha contra las enfermedades de los animales emergentes y re-emergentes. OIE-FAO. Paris. 2007.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (11)   No(0)
645/1078
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Sanidad animal y acreditación de médicos veterinarios

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    1676 | Pedro casanova - 24/10/2013 @ 14:57:36 (GMT+1)
    Artículo del DR castro sin tachaduras ni borrones,es una realidad globalizada ,menos controles del estado y dar paso definitivo al auto control y el ejercicio libre ..es incongruente una legislación para fármacos ,en cada país Latinoamericano con las mismas formulaciones pero con alcabalas "técnicas " que frenan el libre comercio y control sanitario igualitario..."rifle sanitario a tantas leyes y burocracia de estado"
    1542 | Vladimir Rojas - 01/05/2013 @ 12:39:09 (GMT+1)
    Muy interesante la opinión del Dr Julián Castro y aunque reconozco el riesgo de acreditar a veterinarios del ejercicio libre en labores oficiales, no queda otro remedio que aceptarlos en vista de la carencia de suficientes recursos humanos que lleven a cabo las labores de los Estados.
    1275 | Ciro Justiniano Melgar MVZ - 23/02/2012 @ 22:07:19 (GMT+1)
    Este articulo me parece muy interesante y creativo para avanzar en la imperiosa necesidad de modernisar y adecuar los servicios de inspeccion Veterinaria en America del sur, incorporando la practica privada a los esfuerzos de los gobiernos para atenuar el impacto o agresion patógena de la glovalizacion y la proteccion de la salud pública;Será necesario , en esta linea,actualisar el marco jurídico y fortalecer el marco institucional.
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Albéitar Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de producción y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de productores.
    • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Albéitar Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
    • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto