albeitar.portalveterinaria.com

¿Cómo reducir el gasto de agua en una explotación porcina?

El uso de cazoletas ha supuesto un cambio importante

jueves 30 de agosto de 2018, 09:16h

En este trabajo se variaron la presión del agua y la altura del bebedero de cazoleta, y se cuantificó el agua desperdiciada gracias a un sistema de recogida de agua sobrante debajo de cada cazoleta.

(Foto: CC0 Licensed - PublicDomainPictures)
(Foto: CC0 Licensed - PublicDomainPictures)
Blanco, N. Dolz, V. Sancho y D. Babot
Dpto. Ciencia Animal
Universidad de Lleida
Imágenes cedidas por los autores

La divulgación de la imagen Amanecer en la Tierra, tomada por el astronauta William Anders en 1968 durante la misión Apolo 8, fue icónica para el despertar de la conciencia por la protección ambiental en la década de los 60 (figura 1). A partir de ahí se sucedieron las Conferencias Internacionales y empezó a desarrollarse legislación en este ámbito.

Figura 1. El amanecer de La Tierra captada por William Anders. Fuente: Wikipedia.

En Europa, la legislación sobre la Prevención y Control de la Contaminación de Origen Industrial entra de lleno en el sector de la producción animal. Su objetivo es evitar, o en su caso reducir, las emisiones de contaminantes a la atmósfera, agua y suelo, incluyendo los residuos. Para conseguir este objetivo se exige a la industria que las controle mediante el uso de una serie de técnicas reconocidas y evaluadas por su eficacia llamadas Mejores Técnicas Disponibles (MTD).

El 15 de febrero de 2017 se publicaron las conclusiones (decisión de ejecución (UE) 2017/302) sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) que afectan a la cría intensiva de cerdos en el territorio de la Unión Europea. Es el documento de referencia para establecer medidas de protección ambiental en los proyectos de nuevas instalaciones. Las granjas construidas con anterioridad, dependiendo de la comunidad autónoma, tienen una moratoria de cuatro años, hasta el 21 de febrero de 2021.

Las granjas afectadas por la normativa ambiental son las de cebo con más de 2.500 plazas (lechones entrados a 20 kg) y las de más de 750 plazas si son cerdas reproductoras.

En el documento, la MTD 5 hace referencia al uso eficiente del agua.

Elevado gasto de agua

El correcto uso del agua no sólo evita despilfarro de un recurso esencial cada vez más escaso (en la zona mediterránea nuestros recursos hídricos son siempre limitados), sino que está directamente relacionado con la producción de purines. Si pensamos por un momento que el 90 % del purín de cerdo es agua, nos daremos cuenta de la importancia de ser especialmente cuidadosos con ella.

Durante el engorde, el gasto diario de agua por animal puede variar de 1,9 a 6,8 litros si las condiciones de temperatura son normales, es decir, en condiciones de termoneutralidad. En todo caso, la necesidad de agua que tiene el cerdo no se comprende tan bien como la de otros nutrientes. En la revisión realizada por Babot, Andrés y De la Peña (2004) se ponen de manifiesto los diferentes factores que influyen en el uso del agua (ambiente climático, régimen y forma de presentación del alimento, instalaciones y equipos ganaderos, sistema de refrigeración, sistema de limpieza, …) y las posibles interacciones entre estos factores.

El uso eficiente del agua consiste en la aplicación de una combinación de técnicas:
Técnicas para un uso eficiente del agua:
  1. Mantener un registro del uso del agua.
  2. Detectar y reparar las fugas de agua.
  3. Utilizar sistemas de limpieza de alta presión para la limpieza de alojamientos de animales y equipos.
  4. Seleccionar y utilizar equipos adecuados (por ejemplo, bebederos de cazoleta, bebederos circulares, abrevaderos) para la categoría específica de animales, garantizando la disponibilidad del agua (ad libitum).
  5. Comprobar y, en caso necesario, ajustar periódicamente la calibración del equipo de agua para beber.
  6. Reutilizar las aguas de lluvia no contaminadas como agua de lavado (en este caso se advierte de que esta técnica puede verse limitada por riesgos de bioseguridad).

Sugerencias para reducir el gasto

Para optimizar el uso del agua se le suele sugerir al granjero que modifique las instalaciones (cambio de modelo de bebederos, de su situación y altura, aumento de puntos de agua, cambios en la presión de la misma, etc.). Y hay razones para eso. Con un bebedero tipo chupete, sin cazoleta, los cerdos de engorde pueden llegar a tirar la mitad del agua que beben; ademas, si los bebederos son de gran caudal las consecuencias son mucho peores.

El uso de cazoletas ha supuesto una reducción importante en el despilfarro de agua y por tanto también en la producción de purín. No obstante, no todos los autores están de acuerdo, lo que nos lleva a pensar que el diseño de las cazoletas y los chupetes juega un papel importante en su eficiencia (figura 2). Además, hay que añadir el efecto posición y altura del bebedero. En este sentido, hay autores que han observado una reducción en el desperdicio de agua cuando los bebederos se pueden regular ajustándose al crecimiento de los animales.

Figura 2. Detalles técnicos del chupete Aquaglobe 3110HP (Babot et al., 2015).

Estudio de contrastación y transferencia tecnológica

En noviembre de 2017 finalizó un estudio de contrastación y transferencia tecnológica con cerdos de cebo por parte de un equipo del Grupo de Gestión Porcina de la Universidad de Lleida, compuesto por el Dr. Daniel Babot Gaspa, Noe Dolz Dolz y Violeta Sancho Gracia, con el objetivo de evaluar el efecto de la altura y presión sobre el consumo y desperdicio de agua en bebederos con cazoleta, y ver al mismo tiempo si afectaba al crecimiento de los cerdos, al índice de transformación y a la producción y calidad de los purines.

El estudio fue realizado de acuerdo a las recomendaciones de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 2010/63/UE y el Real Decreto 53/2013 (BOE-A-2013-1337) y fue aprobado por el Comité de Ética y Bienestar Animal de la Universitat de Lleida.

Se caracterizaron una serie de variables en unas condiciones ambientales de temperatura y humedad relativa controladas:

  • GMD.
  • Consumo de pienso.
  • Índice de conversión.

En el estudio se variaron la presión del agua y la altura del bebedero de cazoleta, y para cuantificar el agua desperdiciada se diseñó e instaló un sistema de recogida de agua sobrante debajo de cada cazoleta (figuras 3, 4 y 5).

Al final del estudio no se observaron diferencias en el crecimiento de los cerdos ni en los índices de transformación entre los grupos con diferentes presiones y distintas alturas de bebedero, lo que indicó que existe un cierto margen para buscar soluciones que eviten pérdidas innecesarias de agua. Al disminuir la presión, disminuyó el consumo de agua. Los corrales con mayores presiones utilizaron un 22,32 % más de agua. Cuando hablamos de “utilización” nos estamos refiriendo tanto al agua consumida por el propio animal como al agua desperdiciada.

Al comparar la utilización de agua en bebederos situados a diferentes alturas (acorde con el tamaño del animal) frente a bebederos de posición fija, las diferencias no fueron significativas pero la tendencia a desperdiciar agua fue superior en el caso de los bebederos que se mantuvieron en posición fija.

Tampoco se encontró un desperdicio significativo en aquellos bebederos con presiones mayores, lo que nos lleva a pensar que en el caso de cerdos de 10 a 20 semanas de vida, un incremento en la presión de 0,8 a 2,5 bares, aumentando el flujo de 1,52 a 2,45 l/min-1 puede provocar un aumento de consumo real de agua por parte del animal.

Figura 5. Cazoleta supletoria in-situ.

Conclusión

En resumen, la presión de la línea afecta más al consumo de agua, y la altura del bebedero a la cantidad de agua desperdiciada, y en ninguno de los dos casos se ve afectado el crecimiento del cerdo y el IC (dentro de los límites del estudio).

Otros autores que experimentaron con bebederos de chupete sin cazoleta, observaron también que un incremento de la presión suponía un mayor gasto de agua, lo que no ocurría comparando bebederos fijos con bebederos regulables.

En cuanto al volumen de purín producido y su composición, en este estudio no se observó una diferencia significativa entre los diferentes grupos de animales con diferentes alturas y presión de los bebederos.

Realizado con el soporte de RIS3CAT PECT Porcí Eficient.

Bibliografía disponible en este enlace.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albéitar Portal Veterinaria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.