albeitar.portalveterinaria.com

“La receta inversa”, un punto oscuro para la profesión

miércoles 12 de diciembre de 2018, 08:56h
Luis Miguel Cebrián Yagüe
Luis Miguel Cebrián Yagüe

El programa nacional de control de la prescripción y dispensación de medicamentos veterinarios ha detectado este problema.

Luis Miguel Cebrián Yagüe
Dipl. ECBHM

La conocida como “receta inversa” es una mala práctica en la dispensación de medicamentos que consiste en que el ganadero solicita los medicamentos a la comercial sin disponer de la debida receta, la cual es elaborada por la propia comercial y posteriormente firmada por un veterinario.

El programa nacional de control de la prescripción y dispensación de medicamentos veterinarios ha detectado este problema y así se recoge en la primera conclusión del informe de 2017, que dice textualmente: “Actualmente, el principal riesgo del uso inadecuado del medicamento veterinario es su dispensación sin la necesaria prescripción veterinaria previa, ligada al conocimiento directo de la situación sanitaria de las explotaciones y de sus animales”.

Con la implantación de los sistemas de receta electrónica corremos el riesgo de que se fomenten este tipo de malas prácticas y que se involucre en ellas a los veterinarios clínicos, que hasta ahora estaban fuera de las mismas.

Es una vergüenza, y de dudosa legalidad, que nos prestemos a dejar nuestras claves de prescripción a las comerciales, dejando la decisión de los tratamientos en manos de los ganaderos y las comerciales asumiendo nosotros las responsabilidades que conlleva la firma de la receta, realizando un acto equivalente a dejar nuestro talonario de recetas en blanco en la comercial. Después no nos quejemos del estatus del veterinario clínico y de que somos los últimos e intrascendentes actores cuando la legislación nos coloca con el diagnóstico en el principio del proceso de prescripción y nosotros pasando de las normas nos colocamos los últimos, ¿cómo nos van a respetar si no defendemos nuestras competencias e intereses?, ¡estamos malbaratando el ejercicio profesional a costa además de cometer ilegalidades!.

Puntos a tener en cuenta

Para no entrar en este “juego de la receta inversa” creo que es importante que tengamos algunos puntos claros:

  • La expedición de recetas por parte de una comercial para su posterior firma va en contra de la garantía de independencia entre la prescripción y la dispensación, contemplada en el artículo 4 del RDL 1/15 TR de la ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. Las infracciones a este artículo se califican como graves con sanciones mínimas de 30.000 euros.
  • Este artículo 4 también estipula que el veterinario prescriptor no puede recibir incentivos o bonificaciones por parte de las entidades dispensadoras.
  • Está prohibido hacer una prescripción sin realizar un examen previo del paciente o conocer la situación sanitaria de la explotación.
  • El veterinario clínico tiene la obligación de proporcionar al ganadero las recetas que sean necesarias para el tratamiento de los animales y es el único que puede realizarlas.
  • Los Colegios Profesionales y la autoridad competente, si de verdad están interesados en el buen uso de los medicamentos, deben impedir estas malas prácticas aplicando la normativa vigente con el rigor necesario.
(Foto: CC0 licensed - fancycrave1).
(Foto: CC0 licensed - fancycrave1).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albéitar Portal Veterinaria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.